lunes, 11 de mayo de 2009

65. Tolstoy de visita por un psiquiátrico.

En 1879, León Tolstoy, en su cenit literario experimentó una crisis emocional que dio un giro completo a su existencia. Toda su vida previa le pareció equivocada, dedicando los últimos 30 años de su existencia a la búsqueda de nuevos caminos de desarrollo personal. En esta tarea se acompañó de Vladimir Grigorievich Chertkov, a quien conoció en 1883. A partir de entonces Chertkov se convirtió en una especie de secretario personal, dedicándose en cuerpo y alma a la tarea propagandística del pensamiento Tolstoyano de autocrecimiento moral a través de la negación de uno mismo y la renuncia ascética.

Hace un tiempo llegaron a mis manos una imágenes que llamaron mi atención. Fotografiadas por el fiel Vladimiro, reproducían a Tolstoy visitando un par de instituciones psiquiátricas, acompañadas además de un breve texto en cirílico que no podía sino cuestionarme con inquietud su significado. ¿Se explicaría ahí que hacía el gran León en esas instituciones?.

Las postales, según me explicó el vendedor al que finalmente sucumbí a comprárselas, forman parte de una colección de 60 (5 series de 12) que retratan al gran escritor en diferentes actividades, visitas y decorados diversos. Estas imágenes en concreto fueron tomadas en 1910 cinco meses antes de su fallecimiento, a los 82 años de edad. Los breves textos que las acompañan finalmente resultaron ser citas de su pensamiento (amablemente traducidas por Vardan Tchimichkian desde París), pudiendo satisfacer así una curiosidad que había ido aumentando cada día más.


Meshtsherskoe 1910.
Lev Nikolaevitsh entre los pacientes y los médicos de la clínica psiquiátrica del distrito de Troitsky (Gobierno de Moscú).

Cada uno tiene su tiempo, sus insuficiencias; nadie puede privarse de la ayuda de los demás; por eso tenemos que ayudarnos unos a otros con aliento, consejos y mutua prevención.

Lev Tolstoi. Foto V. Tshertkova. Serie IV nº 8

Meshtsherskoe junio 1910.
Lev Nikolaevitsh durante su visita a la clínica del distrito de Pokrovsky.

Hay dos signos seguros de la verdadera ciencia: el primero, interno – de no ser servidor de la ciencia por interés personal sino por abnegación de cumplir su vocación. Y el segundo, externo, del cual las obras son comprensibles para toda la gente y la actividad necesaria para quienes se desea el bien.

Lev Tolstoi. Foto V. Tshertkova. Serie IV nº 9

Meshtsherskoe junio 1910.
Lev Nikolaevitsh durante su visita a la clínica psiquiátrica del distrito de Troitsky, Gobierno de Moscú, entre los pacientes y los médicos.

Tienes que temer ser destructor de la concordia entre los hombres, de despertar en ellos por tus palabras malos sentimientos de unos contra otros.

Lev Tolstoi. Foto V. Tshertkova. Serie V nº 9

Meshtsherskoe junio 1910.
Lev Nikolaevitsh durante su visita a la clínica psiquiátrica del distrito de Pokrovsky en la sección de mujeres.

Cuando sufres por ver el dolor de otro ser viviente, no te rindas al primer movimiento bruto de quitarte de la vista el sufrimiento, de huir del sufriente, sino al contrario, corre al sufriente y busca remedios para ayudarle.

Lev Tolstoi. Foto V. Tshertkova. Serie V nº 10



Obra R. Golike y A. Vilborg. San Petesburgo. Calle Zvenigorodskaya 11



Objetivo cumplido, aunque sigo desconociendo todavía el motivo o circunstancias por las que las visitas se llevaron a cabo. Quizás haya alguien por ahí fuera que pueda arrojar algo más de luz sobre el asunto, ¡queda a su disposición la posibilidad de dejar a continuación un comentario con sus aclaraciones!.