jueves, 18 de septiembre de 2008

2. El índice

Si consigo no venirme abajo antes de tiempo con el proyecto, la preparación de un buen sistema de clasificación a través de etiquetas (palabras clave) será lo que permitirá ir construyendo a nuestro anfitrión blogspot un índice suficientemente operativo. De esta forma, una vez se vayan sucediendo las entradas, podremos rescatar la información de forma ordenada de entre todo el batiburrillo acumulado. Al menos eso espero.

Pero como este blog sólo dispone de un nivel de indexación, me he ingeniado un sistema de clasificación que permita agrupar las etiquetas, de forma ordenada, por temas, años y países. Para ello, los etiquetas relativas a un “tema” irán precedidas de un asterisco ("*"), los años (agrupados en “décadas” para no hacer un listado interminable) seguirán a un guión ("-"), finalmente los “países” a los que se haga referencia se reconocerán con un punto ("·") previo. De esta forma, en el índice de la columna derecha del blog aparecerán primero los temas tocados en la entrada, le seguirá la década de referencia y finalmente los países de donde provienen las imágenes.

Clasificar por décadas y países resulta obvio y sencillo, aunque no lo es tanto cuando lo queremos hacer por temas, y además que estos sean consistentes a lo largo del tiempo. Buscando un sistema de clasificación adecuado para los diferentes matices (temas) con los que la fotografía puede encuadrarse desde el punto de vista de la psiquiatría o de la salud mental voy a establecer de partida dos grandes perspectivas para su ordenación, espero que no se me ocurran muchas otras posibilidades que me obliguen a reorganizarlo todo:

1) Los contenidos de las propias imágenes fotográficas y la utilidad o propósito con la que fueron tomadas. Es decir, una perspectiva dirigida hacia el propio objeto fotográfico en sí mismo, sus características y circunstancias contextuales. Dentro de este apartado podemos establecer asimismo al menos 9 subgrupos diferenciados entre sí, aunque sin duda con límites imprecisos entre ellos en algunas ocasiones.

1.1 La fotografía descriptiva y clasificatoria. Esta fue la primera utilización que se le dio, resultando el vehículo ideal tanto para ilustrar y divulgar los conceptos fisiognomónicos o psicopatológicos de la época en que empezó a desarrollarse, como incluso para ser presentadas ellas mismas como prueba irrefutable de la veracidad de esas teorías.

1.2 La fotografía narrativo - documental. También podíamos denominarla de investigación. De difícil separación de los dos tipos que siguen a continuación (denuncia y testimonio). La reservaremos para aquellos trabajos interesados en mostrar de una forma neutral la realidad asistencial, sin manifestar una crítica o posicionamiento explícito hacia lo retratado.

1.3 La fotografía denuncia. La progresiva sensibilización social hizo que la fotografía pasara, de ser utilizada como apoyo clínico, a presentarse como testigo insobornable de las terribles condiciones institucionales y descuido y miseria en la que permanecían encerrados los enfermos mentales. Aquí se encuadrarán gran parte de trabajos de fotoperiodismo.

1.4 La fotografía testimonio. Dirigida en este caso a la divulgación de los nuevos desarrollos, tanto terapéuticos como asistenciales.

1.5 La Fotografía publicitaria y propagandística. Utilizada para llamar la atención sobre las bondades de determinado producto o establecimiento. En el caso extremo sería manipulada, o preparada de tal forma, para dar incluso una imagen distorsionada de la realidad.

1.6 La fotografía ambiental y arquitectónica. Recoge los entornos institucionales y edificios. Aquí incluiremos también las corrientes más recientes, interesadas en retratar inmuebles abandonados y ruinosos.

1.7 La fotografía artística. Generalmente reflejo de nuevas tendencias estéticas y medio de experimentación visual más allá del contenido documental.

1.8 Las fotos del entorno doméstico. Tras su aparición, las fotografías ocuparon rápidamente un lugar relevante, primero en los hogares burgueses, para extenderse por todos los estratos sociales con posterioridad, en forma de imágenes estereográficas, postales, tarjetas de visita, cromos…

1.9 Miscelánea. Donde se encuadrarán un gran número de imágenes que resultan difíciles de ubicar en los apartados anteriores. Sobre todo fotografías denominadas bajo títulos evocativos del mundo psiquiátrico pero cuya imagen no es directamente reconocible como tal.


2) La finalidad buscada por parte de los sujetos, que bien toman la foto, la alteran de diversos modos, o la preparan para ser utilizada como herramienta para alcanzar diferentes fines en el ámbito psiquiátrico o psicológico. Es decir la utilidad o funcionalidad de la imagen sobre los individuos, más allá de lo objetivamente retratado. Con al menos 6 subgrupos a tener en cuenta.

2.1 La fotografía utilizada en el proceso diagnóstico en salud mental. La gran capacidad evocativa de las imágenes fotográficas, junto a su facilidad para hacer resonar el inconsciente, ha sido utilizada como peculiaridad posibilitadora de mecanismos proyectivos y favorecedora de la comunicación, tanto individual como grupalmente.

2.2 La fotografía utilizada como instrumento terapéutico. La utilización de fotografías con fines de tratamiento se remonta al menos a 1851. Fototerapia, fotoanálisis…

2.3 La fotografía resultante de orientaciones ocupacionales en el campo de la salud mental o de estrategias dirigidas a la superación individual.

2.4 La fotografía como sublimación de impulsos individuales. Fotógrafos profesionales con una enfermedad mental.

2.5 La fotografía como sublimación de impulsos individuales. Fotógrafos marginales y “Outsiders”.

2.6 "Psiquifotógrafos". Recogerá la producción fotográfica, tenga que ver o no con la salud mental, de los propios profesionales o personas que se hayan formado o trabajen en el campo "psi".


A partir de aquí, solo falta ir poniendo las etiquetas.


Nota: La clasificación del apartado 1 es el resultado de una ligera modificación que realicé en febrero de 2009. La primera que utilicé en Psiquifotos fue:

11. Fotografía descriptiva y clasificatoria
12. Fotografía arquitectónica y ambiental
13. Fotografía denuncia
14. Fotografía testimonio
15. Fotografía narrativa
16. Fotografía artística
17. Fotografías del entorno doméstico
18. Fotografía documental e histórica (La base de muestras y recopilaciones antológicas y retrospectivas. Aglutina a todas las anteriores con una perspectiva temporal)
19. Miscelánea

A su vez, ampliación del sistema utilizado en escritos anteriores.



BIBLIOGRAFIA.




Martínez Azumendi, O. Fotografía y psiquiatría. Cuadernos de Psiquiatría Comunitaria. 2008, 8 (1): 63-75. Accesible aquí.


Martínez Azumendi, O. Serrulla Vangeneberg, L. Siglo y medio de psiquiatría a través de la fotografía italiana. Frenia. 2008. VIII: 183-206. Accesible aquí.


11 comentarios:

Anónimo dijo...

Enhorabuena por la iniciativa, Qscar, que será de gran utilidad para todos. Un abrazo, Cándido.

oscarmar dijo...

Cándido, me alegra verte por aquí. Más adelante seguro que tienes alguna cosa interesante para aportar en alguna entrada. Otro abrazo.

andres porcel dijo...

Oscar, seguiré con mucho interés el blog (ya he suscrito las actualizaciones).
Como sabes, en mi caso tengo un buen fondo de imagen gráfica -de medios populares, sobre todo, tebeo, novela popular y algo de cartel de cine- que está a tu disposición si quieres.
Gracias por tu esfuerzo.
Andrés Porcel

oscarmar dijo...

¡Muchas gracias por tu ofrecimiento! Andrés. Conozco tus aficiones y ciértamente son complementarias. De entrada el blog gira en torno a la fotografía, así que cualquier cosa que se te ocurra de interés en este campo seguro que nos sorprende. Por ejemplo, ¿Tienes algo sobre fotonovelas y la imagen que retratan de la enfermedad o los profesionales?.

Anónimo dijo...

Enhorabuena por el blog, que enriquecerá a todos sus lectores. Un abrazo
Antonio Rey

oscarmar dijo...

Antonio, muchas gracias. Me alegra que despierte interés la idea. Estaré encantado de incluir colaboraciones externas si tienes algo que cuadre con el tema, así que lectores y potenciales colaboradores.

Juan Campos Avillar dijo...

Sabes que te digo Oscar? Que eres un genio ya me gustaria a mi llegar a tus alturas.
Abrazos y felicitaciones porla ejecucion e iniciativa.
Juan

Voy a buscar les que tengo del Nueva Belen que es donde se fundo la SENP

oscarmar dijo...

Gracias Juan por tu entusiasmo. Si encuentras esas fotos seguramente pueden ser candidatas a una entrada del blog.

Elena Bernadet dijo...

Hola! desde hace mucho tiempo me dedico a investigar sobre la memoria anecdotica de Montevideo, cosa que he difundido en varios medios como canal 4 , diarios, escuelas, publique dos libros, etc. Me interesa tu trabajo, especialmente las circunstancias que se esconden detras de esos testimonios fotograficos. Mantengamonos en contacto, abrazo Elena Bernadet

Don Kixote dijo...

Hola Oscar,

En primera instancia, manifestarte todo mi respeto por la eficacia con que has sido capaz de gestionar un proyecto tan voluminoso, asi como mi entusiasmo por la humanidad y sobriedad destilada en su desarrollo, puede parecer una condicion obvia que hemos de poder exigir a cualquier texto cientifico, pero sabemos que encontrar una bitacora de licencia libre asi dispuesta resulta mucho mas extrano.

En segunda instancia y muy brevemente, pues no creo que sea este el foro indicado (no he podido encontrar tu correo para ello), me presentare como un usuario de los servicios de Salud Mental, intrusismo por el que pido disculpas a la vez que avalado por mi propia experiencia me atrevere a plantear la siguiente sugerencia, siempre por supuesto desde el mayor respeto y la mayor humildad.

He leido con grandisima curiosidad el memorandum de la bitacora, una introduccion que me ha resultado deliciosa he de confesar superando las expectativas de la referencia que tenia, tan solo echando en falta sin embargo un punto, un punto que considero; desde mi optica de usuario, tal vez podria inscribirse dentro de ese tema precisamente la cuestion; trascendental hoy, para intentar completar esa perspectiva global de la medicina psiquiatrica a la que aspira, mediante el recurso de la imagen, este blog de ensayo. La cuestion en definitiva, desarrollada con exito hace tiempo en paises de referencia como Japon e Irlanda, es el de la DESESTIGMATIZACION, a la que por supuesto -entiendase como una reflexion, por favor, NO es una critica, repito, NO esta en mi animo generar conflicto, SI una reflexion- este blog abierto de divulgacion cientifica, independientemente de su publico objetivo, NO FAVORECE.

Hago esta sugerencia, por supuesto, con total cordialidad y espero honestamente Oscar que pueda resultarte util.

En cualquier caso cuentas con un nuevo seguidor.

Un cordial saludo

Oscar Martínez Azumendi dijo...

Hola Don Kixote.

Tengo que agradecerte doblemente el comentario. Primero por su respetuosa redacción, pero principalmente por darme francamente tu punto de vista. Estoy de acuerdo contigo en que el estigma (prejuicios) asociado a la enfermedad mental es una de las circunstancias añadidas que hacen más dolorosa la enfermedad, dificultando su superación y la plena integración social.

Muchas veces he pensado si algunas de la imágenes, independientemente del ánimo con el que yo las he divulgado, no pudieran ser vistas desde una perspectiva más sensacionalista que documental, de igual forma que algunos de los episodios relatados pudieran alimentar negativamente ese imaginario social poco autocrítico (espero que no). En ese sentido, no creo que la ocultación de aspectos dolorosos de nuestra historia social y cultural sea la solución, y por otra parte en el blog también se muestran otros contenidos “psiquifoteros” encuadrados en apartados tales como “testimonio”, “artístico”, “diagnóstico”, “instrumento terapéutico”, “ocupación y autorrealización”… que esperemos los visitantes puedan también valorar.

En cualquier caso, tus comentarios me ayudan en la reflexión y me servirán para tener aún más en cuenta el riesgo que señalas. Espero que te siga interesando el blog que sigue abierto a cualquier otra colaboración que pueda parecerte oportuna. Por cierto, no me queda claro si el comentario estaba dirigido a ser publicado, aunque me pareció muy interesante el punto de vista. Si no lo era, pues lo eliminamos y ya está.

Gracias de nuevo.