lunes, 20 de octubre de 2008

9. Josef Koudelka.

El segundo de los fotógrafos checos prometidos es Josef Koudelka. Nacido en 1938 en una pequeña aldea de Moravia, de lo que es hoy la República Checa. Desde su temprana juventud mostró su pasión por la fotografía, que compagina con su profesión de ingeniero que finalmente abandonó en 1967.

Durante la Primavera de Praga de 1968 se dedicó a fotografiar los sucesos para luego sacar de incógnito del país los negativos. Las imágenes fueron publicadas bajó el seudónimo P.P. (Prage Photographer) para evitar las represalias, pasando a ser iconos y símbolos de la resistencia y le hicieron merecedor de un prestigioso premio internacional.

En 1970 sale del país con motivo de un proyecto fotográfico, aunque debiendo regresar a los 3 meses no lo hace. Convertido en apátrida es finalmente acogido en Inglaterra. En 1971 es aceptado como miembro asociado de la prestigiosa agencia Mágnum, para pasar a ser miembro pleno en 1974. En 1980 abandona Inglaterra y se instala en Francia, donde toma su nacionalidad en 1987. Con múltiples publicaciones, exposiciones, premios y otros reconocimientos, Koudelka se interesa por los grupos minoritarios, así como muestra un especial interés en los formatos panorámicos en los que se especializa.

Chaos” es un libro monumental (de casi 90 cm. de ancho una vez abierto) con una selección de esas imágenes panorámicas, testimonio descarnado de la anarquía y destrucción que el ser humano ha sometido a la naturaleza y a si mismo, a través de guerras, polución y utilización perversa del poder. Según se pasan las páginas, nos vemos confrontados por paisajes desolados, en ruinas, áridos y abandonados, donde resulta notoria la ausencia de figuras humanas. Esta soledad agobiante sólo se ve rota en dos imágenes, tomadas en el hospital psiquiátrico de Palermo, donde precisamente es el ser humano quien se ve retratado en el caos y abandono del espacio manicomial tradicional.




Hospital psiquiátrico. Palermo (Sicilia), Italia. 1995.

Hospital psiquiátrico. Palermo (Sicilia), Italia. 1991.

Ya anteriormente, también otras de sus publicaciones habían incluído imágenes del hospital de Palermo. Es el caso de “Exils”, título que condensa otro de los tópicos recurrentes en Koudelka, preocupado por el devenir del ser humano alienado por el desplazamiento y desarraigo de su medio original.



Hospital psiquiátrico. Palermo (Sicilia), Italia. 1985.

Las imágenes manicomiales conforman una serie, accesible en su página de Mágnum, dentro del más puro "clasicismo" de las instantaneas tomadas por toda una variedad de fotógrafos dentro de las instituciones psiquiátricas y que iremos conociendo a lo largo de la existencia del blog.

Hospital psiquiátrico. Palermo (Sicilia), Italia. 1995.

Hospital psiquiátrico. Palermo (Sicilia), Italia. 1995.

Hospital psiquiátrico. Palermo (Sicilia), Italia. 1995.

Hospital psiquiátrico. Palermo (Sicilia), Italia. 1995.

Para los que no tengan paciencia sufiente para conocer a alguno de estos otros fotógrafos a los que aludo, pueden ojear un artículo (eso sí, esta vez sin santos) que tuve la satisfacción de que me publicara la Revista de la Asociación Española de Neuropsiquiatría.



BIBLIOGRAFIA



Koudelka, J. Chaos, Nathan/Delpire, France; Phaidon Press, UK; Federico Motta Editore, Italy. 1999.


Koudelka, J. Exils, Centre National de la Photographie, France; Delpire éditeur, France (Exiles), Aperture, USA; Thames & Hudson, UK. 1988 y 1997.






Martínez Azumendi, O. Periodistas y reporteros gráficos como agentes de cambio en psiquiatría. Imágenes-denuncia para el recuerdo.Revista de la Asociación Española de neuropsiquiatría, Vol. XXV, nº 96, Octubre/Diciembre 2005, páginas 9-28.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente post. Los recibo regularmente. Enhorabuena de nuevo por tu blog y ánimo para seguir adelante. Un abrazo
Antonio Rey

oscarmar dijo...

Gracias por el eco. Anima saber que hay fuera hay alguien escuchando interesado. Ideas no faltan, y si no me fallan las energías muchas seguro que van a sorprender. Mientras tanto, ahí va la invitación a participar con alguna colaboración si parece oportuno.

Anónimo dijo...

Típicas fotos de alienados en manicomios.Lugares sombrios, abandono, desnudez... lo que más me ha sorprendido ha sido ver la fecha en que fueron realizadas las fotos.Sin duda, para mí, lo más escalofriante. Todo un estímulo para mirar más allá de nuestras narices.
Pastorcillo