lunes, 27 de abril de 2009

61. La "Cerrada de mujeres". Carlos Osorio, 1975.

Esta nueva “exposición virtual” viene de la mano de Tiburcio Angosto, desde Vigo. Gran interesado por los aspectos visuales y cinematográficos relacionados con el mundo de la psiquiatría y la salud mental, generosamente pone a nuestra disposición una interesante colección de imágenes de época que conserva de su amigo Carlos Osorio.

Servirán de recuerdo, quizás nostálgico, para aquellos que trabajaron allí décadas atrás, aunque para muchos más será el reflejo de las tristes condiciones asilares generalizadas hace todavía muy poquito tiempo. Pero no nos entusiasmemos en exceso, salvando las diferencias en indumentaria, todavía aún podemos encontrar actitudes y ambientes similares en algunas instituciones.

El mismo Tiburcio Angosto nos explica el origen y motivo de las fotos:

Esta serie de fotografías fueron realizadas en el año 1975, en la sección llamada Cerrada de Mujeres, de La Cadellada, como se denominaba al Hospital Psiquiátrico de Oviedo. Los principales valores históricos de este hospital fueron el haber sido pionero en España en iniciar la reforma psiquiátrica a través del modelo de psiquiatría de sector y formar parte, unido al Hospital General de Asturias, del llamado Seminario de Hospitales para la formación de médicos residentes. Por el contrario, aún conservaba restos del manicomio que había sido, con secciones como la citada o también Cerrada de Hombres de similares características. Por aquellos tiempos el hospital tenía más de 1.000 camas, aún después de haber pasado por un proceso de reforma, ciertamente traumático, que culminó, como es sabido, con la dimisión, en 1972, de casi todos los médicos y más de medio centenar de personal de enfermería.

Las fotos fueron realizadas por Carlos Osorio Justo (Pontevedra, 1950-2002) que en aquellos años se estaba iniciando como fotógrafo, y tenía, el proyecto, nunca culminado, de realizar una película sobre la locura, de hecho, además de las fotos, realizó filmaciones tanto en La Cadellada como en otros hospitales psiquiátricos de Galicia.

Unos años después (1978) participó en Londres, junto a 24 fotógrafos europeos, de los cuales solamente cinco eran españoles, con seis fotografías, en la European Colour Photography, una exposición fotográfica colectiva organizada por la The Photographers' Gallery y subvencionada por el Arts Councils de Gran Bretaña que después recorrió diversas capitales europeas.
Actualmente, el
Museo de Pontevedra prepara una exposición (que se inaugurará justo el día después de publicarse esta entrada, el 28 de abril de 2009, a las 20:00h) y la edición de un libro sobre su producción fotográfica.

Las fotos que aquí mostramos fueron hechas con una Cámara Hasselblad 500C con el visor en la cara superior, de tal forma que se podían hacer las fotos disimuladamente, sin tener que llevarse la cámara a los ojos. No obstante, aunque no lo parezca, lo que a Carlos Osorio le interesaba, no era tanto la denuncia de una situación indigna de vida, que se puede apreciar fácilmente en algunas fotos, si no capturar el momento del sufrimiento humano, o de su felicidad, o la ausencia de expresividad emocional, de ahí la presencia de los primeros planos o las fotos individuales. Aquella Hasselblad le permitía pasar medianamente desapercibido, mientras realizaba el enfoque.

Estas fotografías, antes de ahora, solo se mostraron en público en 1996 en un panel, durante unas Jornadas sobre Historia de la Psiquiatría que se realizaron en el Hospital Psiquiátrico “Rebullón” de Vigo, y filmadas, formaron parte del copión del proyecto de película que el mismo Osorio había realizado hacía más de 20 años y que se proyectó también en esas mismas jornadas.