jueves, 1 de octubre de 2009

87. El Marqués de Sade, psicodramatista en Charenton.

  • Cuando andaba preparando alguna de las entradas anteriores buscando imágenes del Hospital Vilardebó, el que fuera antiguo Manicomio Nacional en Montevideo, me encontré con una serie de noticias relacionadas con el hospital que son las que me han sugerido la entrega de hoy.


    Las noticias.

    13 noviembre 2007. Marat Sade, el año que viene en el Vilardebó. La Cátedra de Arte y Psicología de la Facultad de Psicología hará como proyecto artístico-terapéutico una puesta de "Marat Sade" en el Hospital Vilardebó el año que viene. La psicóloga Raquel Luwartowki escribió la adaptación de la famosa pieza de Peter Weiss, "intervención" que será dirigida por el psicólogo y director teatral Andrés Caro Berta, y estrenada el año que viene con un equipo que incluye al grupo CLAP y a pacientes internados en rehabilitación en el Hospital Vilardebó. El centro de internación también oficiará de espacio no convencional para escenificar la puesta.


La fachada del Vilardebó será en 2008 el escenario de la obra situada en un manicomio. "Elegimos como escenario la fachada posterior de la vieja policlínica (foto), que está absolutamente destruida, porque esa locación me recordó la fábrica subterránea de la película Metrópolis, de Lang. Mi idea es que el público entre por la puerta del Vilardebó y los actores vayan llevándolos hasta sus asientos. En ese momento entra la relatora y presenta los personajes".

22 noviembre 2008. "Marat-Sade" en el entorno del Hospital Vilardebó. Hoy se estrena un espectáculo que adapta al Uruguay un clásico germano. A las 20 hs. sube a escena "Marat-Sade en el Vilardebó", una versión local de un clásico de la dramaturgia germana que se realiza en el Hospital Vilardebó, donde irá sábados y domingos a las 20 hs. con entrada gratis.


Marat-Sade es una obra de referencia del teatro del siglo XX, de gran complejidad escénica e ideológica, hecho que ha permitido y obligado a puestas en escena monumentales. … La complejidad de la obra de Weiss está vinculada con sus distintos niveles de representación, y con el juego de ficciones que el autor propone. Basada en personajes históricos, el autor formuló un encuentro imaginario entre Sade (prisionero en el manicomio de Charenton) y el líder revolucionario Jean Paul Marat, que habilita un frontal debate filosófico.



El Marqués de Sade (1740-1814).

Entre otras novelas y piezas de teatro fue autor de Justine o los infortunios de la virtud, Aline y Valcour, Los 120 días de Sodoma. En ellas describe las más aberrantes violaciones y abusos, justificando esos actos a través de diferentes razonamientos. Paso gran parte de su vida encerrado, bien en cárceles por los diferentes regímenes políticos (absolutismo, asamblea revolucionaria y régimen napoleónico) de su época, llegando incluso a estar incluido en las listas para la guillotina. La publicación de Justine resultó en un gran escándalo que motivó su reclusión en el manicomio parisino de Charenton durante los últimos 13 años de su vida. Diagnosticado de “demencia libertina” disfrutó en Charenton, institución más humana y permisiva, de cierto confort en una celda de dos habitaciones donde podía estar en compañía de su amante, a quien presentaba como su hija ilegítima.

En lo que a la historia de la psiquiatría respecta, cabe recordar que ha pasado a formar parte de ella al dar nombre a una de las parafilias, el sadismo, en la que se busca excitación o placer sexual causando daño, dolor o humillación a una pareja. Por extensión, nos referimos como sádico a aquella persona que se recrea y disfruta con la crueldad.

Lo que es menos conocido y en cierta manera sorprendente es que allí creó una compañía de teatro donde hizo participar como actores, a modo de pionero arte-terapeuta, al resto de pacientes. La compañía alcanzó cierto éxito, llegando a estar de moda para la alta sociedad acudir a sus representaciones en el propio hospital, organizándose cenas especiales con ocasión de las mismas. Sin embargo, no todo el mundo participaba del mismo entusiasmo y se elevaron diversas denuncias, como esta del médico jefe de la institución, que consiguieron finalmente suspender en 1813 las representaciones por decreto ministerial:

Existe en Charenton un hombre al que su audaz inmortalidad ha tornado, por desgracia, demasiado célebre y cuya presencia en este hospicio acarrea los más graves inconvenientes: deseo hablar del autor de la infame novela Justine.[…]El señor de Sade goza de una libertad excesiva. Puede comunicarse con otros enfermos de uno y otro sexo, a unos le predica su horrible doctrina, a otros le presta libros.[…] En la casa se dice que vive en compañía de una mujer que hace pasar por su hija, pero esto no es todo. Se ha cometido la imprudencia de formar una compañía de teatro con el pretexto de hacer representar comedias por los internos, sin reflexionar sobre los funestos efectos que tal alboroto debe causar necesariamente en sus imaginaciones. Él es quien indica las piezas, distribuye los papeles y dirige los ensayos. […] Pienso que no es necesario subrayarle a Vuestra Excelencia el escándalo de tales actividades ni describirle los peligros de todo tipo que implican.


Marat – Sade y los locos de Charenton.

Tan curioso triángulo es sobre el que se basa la obra de teatro: “Persecución y asesinato de Jean-Paul Marat. Representado por el grupo teatral del Hospicio de Charenton bajo la dirección del Señor de Sade”. Escrita por el alemán Peter Weiss y estrenada en Berlín en 1964. Basada en los rigurosos hechos históricos del asesinato de Marat, el autor los modifica proponiendo un juego escénico en el que los actores representan a los locos del hospicio, que a su vez son los que representarán, bajo la dirección de Sade, el asesinato del revolucionario Marat (Para representar este papel hemos elegido a uno por paranoia aquí acogido) por Charlotte Corday (la actriz, en nuestra institución, padece letargo y depresión).

Sade y Marat nunca llegaron a encontrarse, siendo por tanto el debate (el individualismo llevado al extremo frente al anhelo de transformación social y político) que sostienen en la obra de teatro puramente imaginario. Su relación más estrecha fue la lectura, por parte de Sade, de la oración en el funeral del acuchillado revolucionario, varios años antes de su ingreso en Charenton.


Las psiquifotos de hoy.

Pues son precisamente las que acompañan a la primera edición de la obra de Peter Weiss, presumiblemente del estreno de 1964 en el Schillertheater berlinés (no se precisa en la edición en español).











No tuvo que pasar mucho tiempo para que la obra diera el salto a los principales escenarios del mundo, siendo motivo también de ensayos fotográficos como el de Max Walkman con ocasión de la representación en Nueva York. El trabajo, publicado en 1967 en la prestigiosa Aperture, fue fotografiado a lo largo de un par de meses, curiosamente no en el teatro sino en el propio estudio del artista, donde acudían los actores a posar (no a actuar) previamente a las representaciones.








Fotos © Max Walkman

Desde entonces la obra ha sido representada me figuro que en una gran cantidad de ocasiones con las más diversas adaptaciones, pudiendo encontrarse en la red reportajes fotográficos de algunas de ellas, por ejemplo el realizado por el director de fotografía de la producción de la Universidad de California en 2005.


Fotos © Jeff Fightmaster. Puede verse la presentación completa aquí


Epílogo.

En fin, han sido cinco entradas encadenadas desde que empezamos el curso intentando explicar los contenidos de la cabecera del blog. Desde ahí, pasando por unas curiosidades cartofílicas, el Manicomio Nacional en Montevideo y algunas de sus pacientes, llegamos al actual Hospital Viladerbó para retroceder en el tiempo hasta el Marqués de Sade y su inesperada afición pionera como psicodramatista con los locos de Charenton. Un recorrido al más puro estilo de la técnica de la asociación libre psicoanalítica, por el que mi inconsciente no se adonde habrá querido llegar. En fin (otra vez).

----------------------------------------------------------------------------
La serie del "Manicomio Nacional" completa:

83. La cabecera del blog.
84. El "Manicomio Nacional" de Montevideo.
85. El álbum del "Manicomio Nacional".
86. Mujeres en el "Manicomio Nacional".
87. El Marqués de Sade, psicodramatista en Charenton. 
270. Saludos desde el "Manicomio Nacional".
----------------------------------------------------------------------------



BIBLIOGRAFIA.


Bauza, S. Marat Sade, el año que viene en el Vilardebó. La República. 13 de noviembre, 2007. Accesible aquí.

Reyes, C. "Marat-Sade" en el entorno del Hospital Vilardebó. El País (Uruguay). 22 de noviembre, 2008. Accesible aquí.

Weiss, P. Persecución y asesinato de Jean Paul Marat. Drama en dos actos. Ed. Grijalbo. México, 1966.

Waldman, M. Photographic Interpretations of the Play by Peter Weiss The Persecution and Assassination of Jean-Paul Marat as Performed by the Inmates of the Asylum of Charenton Under the Direction of the Marquis de Sade. Aperture, 1967. 13 (2): 92-110.










Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright.
Disclaimer: I have used the images under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.