lunes, 15 de febrero de 2010

122. Carnavales y otros festejos en el manicomio.

Son días de Carnaval y, sin ánimo de comparación alguna, Cádiz destaca entre las ciudades que mejor saben celebrarlo. Por ese motivo he elegido precisamente hoy para publicar esta entrada, que me la puso además en bandeja mi buen amigo Fermín Pérez, desde la salada claridad de esas tierras de la chirigota.

Todos los grandes manicomios tienen su fiesta mayor, además de celebrar las festividades profanas y religiosas de la localidad donde se hallen enclavados. Son días de pasacalles (¿o mejor pasapatios?) musical, misa mayor, juegos populares, rancho mejorado, baile o película de cine para todos lo públicos, como preámbulo a la letárgica y alienante rutina de todos los días que seguirán después. Una poco creíble atmósfera de camaradería entre cuidadores y asilados domina el ambiente, dando una sensación de apacible convivencia y entretenido pasar del tiempo institucional a los lugareños vecinos, que ese día aprovechaban para colarse, como cautos curiosones, al otro lado de la tapia. En un aparte, el cuadro médico, la superioridad religiosa y quizás alguna que otra autoridad local, circunspectos pero obligados a la anual mezcolanza con un rictus de cordialidad. Mientras tanto, deambulando como abstraídos, la mayoría de enfermos más deficitarios, empeñados en reclamar algunas perrillas para un café y algún cigarrillo extra, cuantos más mejor. Los aplausos y alborozos corren a cargo de visitantes y caravanas de la alegría repartidoras de caramelos y pitillitos (ahora ya ni eso, me imagino). En fin, que quien lo haya vivido sabrá a lo que me refiero.

Pero tampoco sería justo quedarnos solo con esa visión. Son muchas las personas que pusieron y ponen lo mejor de ellas mismas en esas visitas. Agasajos bienvenidos por los enfermos asilados, que ven de esta forma alterada la soporífera rutina y a quienes, en todo caso, menos da una piedra. Sin embargo, siendo práctica tan universal como extraña a lo cotidiano, con un significado tan relevante para la identidad institucional, se ha dedicado muy poco a hablar e investigar sobre el tema. En los países occidentales ya pocas posibilidades en activo quedan, con lo que una tesis que profundice sobre estos aspectos nunca estaría de más.

Mientras tanto, ahí van las psiquifotos de hoy. Son imágenes tomadas durante los años 50 y 60 en la Residencia Psiquiátrica Nuestra Señora de la Paz o manicomio de Capuchinos en Cádiz (cuya fachada y capilla conocemos de la entrada 71), antiguo Manicomio de Santa Catalina que cerró sus puertas en junio de 1969 para ser trasladado al Puerto de Santa María. A buen seguro, servirán para hacernos reflexionar, sino retrotraernos a tiempos pasados de nuestra historia personal, dentro y fuera del manicomio.


Banda de música a la puerta del “manicomio de Capuchinos”. Fotos González, sin fecha.







Fiesta con disfraces. Reportajes “González”, domingo 22 mayo 1955.

Espectadores y palco VIP. Fotos “Unión”, viernes 23 enero 1959.


Comida, mesa de autoridades. Fotos González, sin fecha.



Capea. Fotos González, sin fecha.

Espectáculo. Fotos González, sin fecha.




Los niños del Hospicio eran recibidos por los Reyes Magos en el manicomio. Fotos González, sin fecha.

Comida. González y Hernández, lunes 24 febrero 1964.

Piscolabis para los trabajadores. González y Hernández, martes 14 septiembre 1965.



Piñata. González y Hernández, viernes 4 febrero 1966.


Carrera de sacos. González y Hernández, viernes 4 febrero 1966.

Cucaña. González y Hernández, viernes 4 febrero 1966.

Cucaña. Sin fotógrafo ni fecha.

Piscolabis. González y Hernández, viernes 4 febrero 1966.


“Patio de butacas” y Palco de Honor. González y Hernández, viernes 4 febrero 1966.


Rally humorístico. González y Hernández, fechado miércoles 7 junio 1967¿?.

Rally humorístico. González y Hernández, sábado 10 junio 1967.

Trofeos. González y Hernández, sábado 10 junio 1967.

Trofeos. Sin fotógrafo ni fecha.

Piscolabis para el personal. González y Hernández, sábado 10 junio 1967.

“Patio de butacas” y Palco. González y Hernández, sábado 10 junio 1967.

Espectáculo. González y Hernández, sábado 10 junio 1967.

Espectáculo. Sin fotógrafo ni fecha.

“Patio de butacas”, sin palco de autoridades. Sin fotógrafo ni fecha.

Desfile de majorettes. Juman, sábado 23 enero 1968.

Calesa en desfile. Juman, sábado 23 enero 1968.

Majorettes. Sin fotógrafo ni fecha.

Cucaña. Juman, sábado 23 enero 1968.

“Paseillo”. González y Hernández, domingo 24 enero 1968.

Visita a las instalaciones. Juman, miércoles 10 abril 1968 (Miércoles Santo).









Algunas de estas festividades se aprovechaban para visitar la institución, retratarse o incluso interactuar con curiosidad con la población asilada.


Algunas de estas fiestas fueron presentadas como ejemplo de integración y normalización de los pacientes institucionalizados, llegando a ocupar reportajes periodísticos donde se retrataban algunas de las actividades que tenían lugar para deleite de asilados y visitantes, capea incluida (para mi sorpresa y la de eventuales lectores de allende los mares) que, a tenor de los ejemplos que hemos presentado, parece no fue algo infrecuente por estas tierras de la piel de toro.






Más habitual y fácil de improvisar era el socorrido partido de fútbol entre cuidadores y pacientes. Cita obligada donde dirimir algún que otro desacuerdo a patadas, aunque el objetivo era sin duda invocar el inverosímil espíritu de confraternidad y “aquí no pasa nada” al que antes aludía. Las ceremonias religiosas del más variado carácter y etiqueta tampoco podían fallar.

Este si era "de verdad". Viejas glorias de la Real Sociedad - Selección Guipuzcoana. Sanatorio de Santa Agueda (Mondragón). 2 de junio de 1973.

Misa Pontifical en la iglesia del Sanatorio de Santa Agueda (Mondragón) con ocasión del 75 aniversario de la institución. 1 junio 1973.

Procesión eucarística.

Santa Agueda, Mondragón. 1961.


En fin, una práctica para mi gusto agridulce. Citas anuales esperadas y celebradas por lo que tienen de animado, pero sustentadas la mayoría de las veces en un sistema de relación autoritario y poco dado a la confraternización. Me evoca una extraña sensación de incredulidad y enfado sentida de pequeño, cuando uno de los curas encargados de nuestra educación se presentó a la clase, como avisándonos, con el mote que decía se había ganado con los años: “SIMCA”, no por el nombre del utilitario de la canción, sino por la contracción de “simpático, pero cabrón”. ¡Sería CA!


BIBLIOGRAFIA.


Braza Cohucelo, J. Historia de la asistencia psiquiátrica en la provincia de Cádiz. Ed. José Braza Cohucelo, imprime Escelicer. Cádiz, 1966.




Rico, E.G. Una experiencia de integración. Triunfo, 12 julio 1969, XXIV (371): 31-35.




Sanatorio psiquiátrico de Santa Agueda (Mondragón). Bodas de Oro 1898-1948. Orden de San Juan de Dios. Palencia, 1950.







Crónica local. Salud y Alegría (revista trimestral de los enfermos del Sanatorio Psiquiátrico de Santa Agueda de Mondragón). Invierno, 1961. 8: 37-38.




Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios Ospitale Psikiatrikoa. 100 años de historia. Ed. Hospital Psiquiátrico San Juan de Dios. Mondragón, 1999.











-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright.
Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.



4 comentarios:

Manuel Aresti dijo...

Excelente tu Blog y tu reportaje. Me encantaría localizar el libro de los 100 años de Mondragón, pero a pesar de haber llamado directamente, no me lo han mandado al Apartado de Correos, acá en Algorta... Tu post me sirve para encargarlo sin falta. Un abrazo.

Lizardo Cruzado dijo...

Las fotografías retratan fielmente toda una atmósfera pero lo de 'SIMCA' vale más que mil palabras, qué buena caracterización.
Atentos saludos desde Lima.

oscarmar dijo...

Hola Manuel.

Es un libro interesante, aunque quizás se haya agotado ¿? Yo lo conseguí en su día gracias a que un colega del hospital me reservó uno. De todas formas, llamando quizás te lo busquen.

Y gracias por el comentario.

silvio garabello uruss dijo...

Hola, te esctivo para señalar una galeria fotografica en la pagina de hoy del cotidiano italiano Repubblica (http://www.repubblica.it/spettacoli-e-cultura/2010/02/05/foto/fiction_su_franco_basaglia-2198228/1/).
El motivo es una ficcion de la tv italiana sobra Franco Basaglia y su lucha para cerrar los manicomio. Vista la calidad de la television italiana, mucho me temo que no va a ser ningun "capolavoro", per en la galeria hay imegenes de la exposicion permanente sobre el trabajo de Basaglia, algunas muy interesantes sobra la manifestacion de 1973 en las calles de Trieste para denunciar la situacion de los psiquiatricos, con Dario Fo y otros artistas, medicos, enfermos y ciudadanos.
Si te interesa la traduccion del texto dimelo y lo hare con gusto.

muy buen trabajo el tuyo!

ciao

silvio garabelloo uruss
(VIVEREONó Fotografie
www.virb.com/uruss)