miércoles, 17 de marzo de 2010

130. Los alienados alineados.

Pensando en esas macroinstituciones manicomiales, en las que llegaron a asilarse miles de seres humanos enfermos, no pocas veces me he preguntado como era posible, si es que realmente lo era, que fueran atendidos por un médico de forma personalizada, y en todo caso con qué frecuencia y en cuánto tiempo.

Una pregunta para la que no tengo una respuesta segura, aunque podemos aventurarla. Instituciones masificadas, enfermos mal considerados al igual que lo eran sus médicos dentro del abanico profesional, estos mal pagados y en número más que insuficiente. Una combinación de factores que poco favorecería la interacción personal reposada.

En la iconografía fotográfica de época que conozco, no es habitual encontrar imágenes de un alienista o psiquiatra interactuando verbalmente con su paciente, lo que pensándolo fríamente no deja de resultar inquietante. Normalmente se nos presentan las imágenes institucionales como si de dos mundos separados se trataran. Por una parte, los pacientes en su “ambiente” (salas, trabajos institucionales, comedores…) junto a alguno de sus vigilantes cuidadores. Por otra, las dependencias clínico-asistenciales de la institución, generalmente vacías de vida o en todo caso en las que muy difícilmente veremos a un enfermo: despachos, biblioteca, salas de hidroterapia, etc.

Laboratorio clínico en el Manicomio de Turín.

Biblioteca del Manicomio de Turín.

Dispensario farmacéutico en Turín.

Establecimiento hidroterápico central en Collegno.

Una sección de hidroterapia en Turín. ¿Cuál sería la utilización real que tuvieron, en tan minúscula proporción de unidades frente a la población asistida?.

Por eso fue grande mi asombro al encontrar las imágenes motivo de la entrada de hoy. Aparecieron por sorpresa, mientras ojeaba un interesante volumen editado en 1928 para celebrar los 200 años de la fundación del “Regio Manicomio de Torino”. Un libro con imágenes de las que un día tendremos que hablar más en extenso, pero del que hoy seleccionaré solo unas pocas fotos. El texto que las acompaña fue firmado por Vitige Tirelli, en ese momento Director Médico en Turín y que muy posiblemente, dada su reconocida afición a la fotografía, sea también el psiquiatra del batón y sombrero que se ve en las imágenes que seguirán a continuación.

Él escribe (más o menos según entiendo con la precaria traducción de Google y mi peor imaginación del italiano):

En las secciones reina - en el orden y silencio erigidos como norma técnica rigurosa - el respeto más cordial y el afecto entre sanitarios y personal de enfermería: religiosos y laicos, por un lado, y enfermos por la otra. El viejo, anticuado concepto de confinamiento forzoso fue sustituido por el de la persuasión de los pacientes a permanecer en el Instituto para beneficio único y exclusivo de ellos mismos. Aquel de la coacción física y moral, por el otro de la dulzura y la persuasión, hecho efectivo en la atención de los médicos y personal auxiliar.

En las inesperadas imágenes vemos a los pacientes, bajo la atenta mirada de sus cuidadores, en ordenada formación a lo largo de las paredes del patio. El psiquiatra discurre frente a ellos, en actitud militar, para detenerse unos momentos aquí y allí para intercambiar unas palabras con alguno de los alineados alienados ¡menudo trabalenguas!. Y si nos fijamos un poco más detenidamente, entre las apretadas filas de pacientes encontramos a varios niños, algunos de los cuales parece haber llamado la atención del alienista en alguna de las fotografías.

Visita médica en un patio de Collegno.

La visita médica en un patio de "tranquilos" en Turín.

La visita a los enfermos "inquietos" ("agitados" solían denominarse entre nosotros) en Turín.

Conversando con un niño. En rojo otros menores.

En otras imágenes, la “consulta” se pasa en el interior del pabellón, sentados los pacientes dando la espalda a la mesa donde comían, aparentemente en el mismo lugar que tenían reservado para ese menester. Así puede verse en otra de las fotografías, en la que el doctor parece haber quedado congelado observando como comes, también él en la misma postura y lugar que ocupaba en el pase de sala. Aunque posiblemente sean imágenes tomadas de forma consecutiva en la misma sesión.

La visita médica en una sección de "tranquilos" en Turín.

Comida en la sección de "tranquilos".

Vitige Tirelli, junto a Augusto Tebaldi a quien ya conocemos de la entrada 57, fue uno de los principales entusiastas de la fotografía psiquiátrica italiana de épocas pretéritas. Las imágenes que se incluyen en el libro que inspira la entrada de hoy no fueron las únicas. Otras muchas quedaron inéditas, hasta hace escasas décadas en que fueron rescatadas del archivo familiar por su nieto y publicadas en una colección de Estudios de Historia de la Medicina. Se trata de un extenso atlas de psicopatología y antropología criminal a través de fotografías realizadas, entre 1890 y 1910, de los pacientes hospitalizados, al que se añaden algunos ejemplos de reproducciones grafológicas y de microfotografías, así como unas cuantas imágenes ambientales del manicomio. La mayoría de estas últimas ya habían sido reproducidas en el libro conmemorativo de 1928, aunque encontramos alguna otra curiosidad como la de la cabecera de esta entrada que recoge a Tirelli visitando a un paciente, ¡esta vez sentados!

Me han llamado tanto la atención estas fotografías y el alienista del batón y el sombrero, que en su honor he sacado de ahí la imagen para mi perfil de Google (como los lectores más avispados habrán podido reconocer más abajo). No porque me identifique expresamente con él, sino porque quizás los dos no seamos más que un reflejo del momento histórico que nos ha tocado vivir. Eso sí, parece que con aficiones compartidas.


BIBLIOGRAFIA.


Il Regio Manicomio di Torino nel suo secondo centenario, 22-VI-1728/22-VI-1928. Stabilimento Tipografico L.Rattero. Torino, 1928.



Bruni, B. Un atlante inedito di psichiatria clinica di Vitige Tirelli. Collana di studi di storia della medicina, diretta da Nicola Latronico; nº XV. Hoepli. Milano, 1971.



Martínez Azumendi, O. Serrulla Vangeneberg, L. Siglo y medio de psiquiatría a través de la fotografía italiana. Frenia. 2008. VIII: 183-206. Accesible aquí.










-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright.
Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.