lunes, 1 de febrero de 2010

118. El manicomio más grande del mundo.

Así lo describía en 1907 La Ilustración Española y Americana:

Este inmenso establecimiento, no sólo es el mayor del mundo, sino que pasa por el más apropiado y mejor dispuesto para el tratamiento de las enfermedades mentales, pudiendo servir de modelo en su género. Consta de un gran número de pabellones aislados, unidos entre si por medio de un ferrocarril eléctrico, pues la superficie total que ocupan los numerosos edificios que constituyen este pueblo de orates es de un millón quinientos mil metros cuadrados. Los pabellones para enfermos pueden albergar hasta tres mil alienados, y hay además edificios especiales destinados á enfermerías, iglesia, habitaciones para el personal facultativo y administrativo, salón de conciertos, casino, etc.

VIENA (AUSTRIA).—EL MANICOMIO MÁS GRANDE DEL MUNDO. —VISTA GENERAL DEL NUEVO ESTABLECIMIENTO, RECIENTEMENTE INAUGURADO. Fotografías de Trampus.

Pues ¡Ahí queda eso!, Mr. Guinnes.


BIBLIOGRAFIA.



El manicomio más grande del mundo. La Ilustración Española y Americana. 8 noviembre 1907. XLI: 277.



2 comentarios:

Gabriel De León dijo...

¿ pero entonces ahora sigue siendo el más grande del mundo o no ? ¿ cual es ?

Oscar Martínez Azumendi dijo...

Cuando abrió sus puertas en 1907 el hospital psiquiátrico de Steinhof, en Viena, estaba diseñado como una pequeña ciudad con unas 60 edificaciones diseminadas en 100 Ha., pensado para acoger a 2.500 personas, pudiendo ser doblado el número en tiempos futuros si se necesitara.

Pero como ha ocurrido con la práctica totalidad de hospitales psiquiátricos en los países desarrollados económicamente que no han sido derruidos, tras múltiples vicisitudes en su historia, sus obsoletas instalaciones ahora acogen otras funciones en la actualidad.

No sé si realmente aquel año podía considerarse el mayor hospital psiquiátrico del mundo, o fue solo un recurso del periodista para llamar la atención sobre sus magníficas proporciones. A lo largo del S. XIX y XX hubo otros hospitales que acogieron miles de desafortunados enfermos, pudiendo encontrar poco después de la II Guerra Mundial casi ¡14.000 personas asiladas en el hospital Pilgrim de Nueva York, atendidos por una plantilla de unos 4.000 trabajadores!

En la actualidad desconozco que hospital puede ostentar tan discutible mérito.

Saludos y gracias por la visita.