jueves, 7 de octubre de 2010

156. La Catatonia. 1) Prolegómenos.

Últimamente, en el Servicio en el que trabajo, parece que nos ha dado por debatir sobre el concepto de "catatonia", con disquisiciones ocasionales pero recurrentes acerca de su presentación y tratamiento. A principio de año, en un intento de añadir más leña a la porfía con ocasión de una Sesión Clínica, presenté una revisión “visual” del concepto y manifestación escénica de tan aparatoso cuadro clínico. Lo que ahora me viene de perlas para una buena tanda catatónica.

La palabra catatonia es un neologismo del S. XIX, construido a partir del griego katá κατά gr. 'hacia abajo' + ton(o)- τόνος gr. 'tensión' + -íā gr., y que al parecer nada tiene que ver con la palabra griega κατάτονος (vuelto hacia abajo). Y ya puestos en erudiciones académicas, un aviso que será curioso para algunos: aunque en el español hablado generalmente se utiliza indistintamente "catatonia" y "catatonía", el diccionario de la Real Academia Española registra exclusivamente la palabra "catatonia", sin tilde, es decir con conservación del diptongo –nia.

No dejemos todavía el diccionario de nuestras manos y comprobaremos que el término viene definido como “Síndrome esquizofrénico, con rigidez muscular y estupor mental, algunas veces acompañado de una gran excitación”. Disculpemos en esta ocasión a los académicos, que si de palabras y etimologías saben mucho, de síntomas y semiologías no habrán de rendir cuentas necesariamente, ya que las causas etiológicas de la catatonia pueden ser muchas más que la esquizofrenia, existiendo otras posibilidades causales muy variadas y diferentes entre si y que abordaremos en entradas posteriores.


Algunas de las psiquifotos presentadas en la Sesión Clínica a la que hacía referencia arriba, nos sirvieron luego para elaborar, junto con los médicos residentes del Servicio (encabezados por Nora Olazabal, autora también de una preciosa entrada en este blog), un llamativo póster que presentamos en las VIII Jornadas de Historia de la Psiquiatría de la AEN.

Con ocasión de aquellas jornadas, publiqué una entrada en el blog en torno al Dr. Tomás Maestre. En ella incluía unas imágenes de 1915, amablemente cedidas por el Museo Reverte Coma de Antropología Médica-Forense, Paleopatología y Criminalística de la Escuela de Medicina Legal de la Universidad Complutense de Madrid, en las que aparece el Dr. Maestre dando una clase magistral frente a un nutrido grupo de estudiantes (y algún que otro fotógrafo y cameraman) en el patio del manicomio de Ciempozuelos. Varios de aquellos pacientes presentados, retratados y filmados en un documental que se conserva, eran precisamente enfermos catatónicos.









Sin duda una fascinante presentación visual, acompañada de un no menos sugestivo interrogante sobre los motivos de tan inexplicable fenomenología, que no ha pasado desapercibida para el imaginario socio-cultural de nuestros días. Así llega a formar parte del acervo popular o inspira la producción de trabajos artísticos individuales.

Descripción de la catatonia por un periodista, tras su visita al manicomio de Santa Isabel en Leganés (1928).


"El Hombre Estatua". A la puerta del pabellón se nos ofrece un espectáculo de una sencillez escalofriante. Se trata, simplemente, de un hombre que permanece en pie de cara a la pared. A primera vista no tiene nada de particular; pero altera el ánimo observar unos segundos su rostro y la hierática actitud. Es un enfermo catatónico, llamado también "el hombre estatua". Se pasa las horas quieto y rígido, con una sensibilidad de granito. No se advierten en él el menor movimiento ni la más leve contracción de músculos. Su rigidez facial es pasmosa; los ojos, fijos en la pared, sin pestañear los párpados, dan la impresión de dos cuencas sin vida. En su semblante blanco e inexpresivo de momia no hay señales de vida. Este sujeto no tiene noción del tiempo. Es una mole de piedra, por la que pasan insensiblemente las horas. Su figura muda, inmóvil e indiferente, es la más aterradora de este jardín sombrío de almas enfermas. (Descripción de un periodista en Ciempozuelos en 1935. Foto de Otumbio).

"A veces, pienso que entiende todo lo que digo".

Catatonic Schizophrenia por *TrixyPixie (Mariah Jelena Kordzadze).


Y a partir de aquí, prometo que la serie de imágenes que vamos a ver en las entradas que seguirán van a ser cuando menos variadas, muchas de ellas espectaculares, mientras que otras serán seguramente inesperadas. La idea directriz de este pequeño proyecto visual la podemos esquematizar así:

156. La Catatonia. 1) Prolegómenos.
157. La Catatonia. 2) La ambición fisonómica.
158. La Catatonia. 3) La faz catatónica.
159. La Catatonia. 4) En la “Demencia Precoz”.
162. La Catatonia. 5) En algunos atlas de psicopatología.
163. La Catatonia. 6) Varios signos catatónicos.
165. La Catatonia. 7) En otros cuadros psiquiátricos.
166. La Catatonia. 8) Provocación experimental.
167. La Catatonía. 9) Como fenómeno de comportamiento.

Quizás un poco extenso, aunque espero no aburrir demasiado y que merezca la pena.


BIBLIOGRAFIA.



Caroff, S.N. Mann, S.C. Francis, A. Fricchione, G.L. Catatonia: From Psychopathology to Neurobiology. American Psychiatric Publishing. Washington, D.C., 2004. Accesible aquí.









Olazabal Eizaguirre, N. Rincón Garcés, T. Martínez Azumendi, O. Rahmani, R. Kerexeta Lizeaga, I. Pérez Cabeza, L. Alonso Ganuza, Z. Erkoreka González, L. Catatonia, conceptos e imágenes. Presentación póster en VIII Jornadas Historia de la Psiquiatría AEN. Bilbao, 3-5 junio 2010.


Lorenzo Solano, J.A. Biografía del Doctor Tomás Maestre Pérez (1857-1936) (Catedrático de Medicina Legal, Toxicología y Psiquiatría en la Universidad Central de Madrid). CAM (Caja de Ahorros del Mediterráneo). Murcia, 1992.



De Castro, L.N. Los que perdieron la razón. Un día entre los locos (fotografías de L. Luque). Heraldo de Madrid. 10 febrero 1928 (edición de la noche); 13115: 8-9.



González Cerezales, M. Diez días con los locos. La Linterna. Semanario de reportajes. 27 agosto 1935; 15: 10-11.








-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright.Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.

10 comentarios:

Lizardo Cruzado dijo...

Expectantes quedamos ante tan valiosa serie. Muchas gracias.

oscarmar dijo...

Gracias Lizardo. Espero que al menos las fotos sean curiosas. A mi me siguen sorprendiendo por el transfondo psicopatologico que les acompańa.

Lara dijo...

Exactamente, Lizardo. La catatonia no está asociada solo a la esquizofrenia. Puede ser uno de los cuadros que presenta un sujeto con TEPT (trastorno de estrés porstraumático), entre otros. Ni los psiquiatras ni los enfermeros saben reconocerlo. Ocasionalmente incluso llegan a decir que el paciente finje el estado para luego diagnosticarles trastorno de conducta o personalidad...

Anónimo dijo...

Van a ser unas entradas de las más interesantes. El blog se supera cada vez más. Gracias!

Xelaxel dijo...

waw que excelente blog, siempre he tenido el secreto miedo de perder la cordura, me parecen fascinantes los temas que tocaras en siguientes entradas, gracias por todo lo que compartes...

Anónimo dijo...

hola,
me encanta tu blog... haces un trabajo impresionate...
no he podido revisarlo todo pero, tengo un dvd con unas filmaciones en los estados unidos del siglo pasado sobre los síntomas "basicos" de la EM, no sé si lo conoces, si quieres te interesa te lo puedo enviar o darle la referencia... me he acordado porque alguna de las fotos que pones en esta pagina sobre catatonia me lo recordaron....
un saludo, y ánimo
Manuel
codi1966@hotmail.com

oscarmar dijo...

Gracias Xelaxel. Me temo que no eres la única persona con es temor en algún momento de su vida. ;-)

oscarmar dijo...

Hola codi1966.
No se a que DVD te refieres. Yo conozco una grabacion. Norteamericana,ańos 40 o 50, muy curiosa, con objetivos formativos. Varios cuadros catatonivos. Pero lo mas chocante, los pacientes con una venda en los ojos para que no se les reconozca. ?es esa película? De cualquier forma,gracias por tu amable ofrecimiento.

Ander dijo...

En efecto, Oscar, te vas superando. Esta serie sobre la catatonia promete. Ahora también podremos discutir y aprender sobre síntomas, síndromes y enfermedades mentales. Espero poder contribuír en algo.Enhorabuena por la idea.
Ander

oscarmar dijo...

!hola Ander! Estoy convencido de que podremos sacar chispas a las imágenes que poco a poco espero ir colgando. Al menos nos servirá como una especie de psiqui-revival!!!!!