lunes, 19 de septiembre de 2011

197. ¿Quiénes somos? 1) Caras de la demencia.

El próximo día 21 de septiembre se celebra el Día Mundial del Alzheimer, una efemérides celebrada a nivel internacional desde 1984 para llamar la atención sobre la enfermedad, los enfermos y sus familiares y cuidadores. Un día doblemente señalado en el calendario, ya que precisamente este año ha sido designado también año del Alzheimer en España.

El tema para este año 2011 es “Caras de la demencia”, precisamente fotografiados con el objetivo de ser reconocida a través de una diversidad de rostros, solos o acompañados, provinientes de diversos lugares a lo largo y ancho del mundo.

En España, la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras demencias pueden informar y apoyar a posibles personas interesadas.

Nuestro modesto granito de arena en esta llamada de atención global sobre esta abrumadora problemática es a través de otras “caras de la demencia”, magistralmente retratadas por Peter Granser, fotógrafo a quien conocemos ya de la anterior entrada en psiquifotos.

Y con la entrada de hoy, aprovechamos también para iniciar una particular trilogía fotográfica, proponiendo una interrogación visual sobre una de las cuestiones que más inquietan al ser humano desde que es consciente de si mismo ¿Quiénes somos?

Ahora dejemos otra vez a Irantzu que le haga los honores a Granser y a su trabajo:

Peter Granser, nacido en Alemania en 1971, es autodidacta y fue invitado a la World Press Photo Masterclass en el año 2001. Los premios “Descubrimiento de Arles”, “Deutscher Sozialpreis” y “Oskar Barnack” serían los primeros de su carrera.

Ha publicado cinco libros hasta la fecha:
2003 Sun City, Benteli, Suiza
2005 Alzheimer, Kehrer, Alemania / La Fabrica, España
2006 Coney Island, Hatje Cantz / Galerie Mennour, Alemania
2008 SEÑALES, Hatje Cantz, Alemania / MOCP, EE.UU.
2011 Peter Granser 2000-2007, Superlabo, Japón

Sus obras se han exhibido internacionalmente y se presentan en colecciones públicas como el Museo de Bellas Artes de Houston, EE.UU., Suiza, España, Alemania...



Granser es uno de los fotógrafos jóvenes con mayor proyección internacional. "Alzheimer" es el proyecto en el que trabajó desde el año 2001 en el marco de la World Press Photo Masterclass. Se propuso el tema de la identidad y Peter se interesó precisamente por la pérdida de ésta.



En la introducción al libro encontramos la explicación del proceso que Granser siguió:
"El fotógrafo se dirigió al Gradmann-Haus, una residencia de Stuttgart inaugurada ese mismo año y que fue la primera en Alemania dedicada a acoger enfermos con demencia en un espacio diseñado específicamente para atender sus necesidades. Su capacidad es de 24 residentes permanentes y grupos diarios de 10 a 15 afectados por Alzheimer. En este centro los pacientes se levantan a la hora que tenían por costumbre hacerlo antes, pueden llevar sus propios muebles con el fin de que no extrañen su ambiente y los cuidadores conocen la historia personal de cada uno de ellos."





El objetivo de la residencia es "reemplazar el viejo modelo de asistencia que ha imperado hasta la fecha por otro nuevo al que llaman 'vida comunitaria asistida' en el que tanto la rutina diaria de la residencia como el entorno tratan de recordar al máximo posible la forma de vida que los pacientes llevaban en sus casas", explica Sibylle Heeg, de la fundación responsable del proyecto.

La introducción sigue: "Granser realizó un espectacular trabajo sobre el Alzheimer. Ni un estudio científico ni una generalización, sino sólo un punto de vista, un modo de acercarse a esta terrible enfermedad. Su objetivo era mostrar la realidad de estas personas a través de unas imágenes de una gran fuerza visual que combinan de forma magistral la vertiente documental y artística."


"No hay muchas series de fotos sobre el Alzheimer, quizás porque la enfermedad, ante todo, afecta a algo mucho más trágico que la imagen: la memoria. Eso es lo que hace que sea tan aterradora: ataca las facultades cognitivas e intelectuales de su víctima, mermando su capacidad de comunicarse de una forma oculta. Además, en pocas series se concede a los protagonistas tanta dignidad y tanta autoridad. Es cierto que, en el momento en que el obturador se cierra, Granser sabe mucho más que nosotros de lo que está pasando a sus fotografiados. Pero ¿cuál es la alternativa?"

En el día a día, todos vemos personas de las que no sabemos nada más. Una imagen aparece ante nosotros sin historia, sin letra pequeña que nos explique cómo ha llegado a donde está.
Probablemente lo único que podemos hacer para solucionarlo es atender, escuchar, intuir e intentar entender... aunque no sea fácil. Cada persona se expresa de una forma y tenemos que intentar conectar con esa forma. No podemos dejarlo pasar. Por ellos y por nosotros.


"Cuando los periodistas y literatos escriben sobre los pacientes de Alzheimer, ejercen toda la gama de sus habilidades de lenguaje para expresarse, para que sus puntos queden claros, mientras que el paciente, apartado del mundo de la comunicación verbal, no puede llegar a ello. Granser no nos promete un panorama completo. Su serie no pretende constituir un estudio científico. Con cautela, seriedad y optimismo, las imágenes se embarcan en un diálogo dirigiendo la mirada hacia los rostros y gestos que, de otro modo, pocos habrían observado."


"Plasma en sus fotografías la crudeza de la soledad que surge cuando se está rodeado de gente pero no se es consciente de ello..." Una sensación que no sólo padecen los afectados por Alzheimer.
"Colores suaves, luz intensa y poca profundidad de campo son las señas de identidad de una exposición que combina retratos con escenas de la vida diaria de los ancianos. Gracias a ello, Granser ha logrado no caer en la sensación de compasión que suele causar esta enfermedad, ofreciendo retratos de humanidad en su grado más alto."


"Una vez más: esto es sólo una historia acerca de las huellas que deja detrás de la enfermedad de Alzheimer. Se trata de la pérdida. Se trata de la dignidad. Y de las contradicciones radiantes del rostro humano."

"Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos" dijo Borges. Es importante que no olvidemos que, a pesar de estar rotos, siguen siendo espejos. Intentemos ver por dónde se han roto e imaginarnos el puzzle completo...



Y para ampliar la galería de imágenes... aquí.



BIBLIOGRAFIA.


Granser, P. Alzheimer. Varias ediciones: Kehrer, Heilderberg; Kammel Menour, París; La fábrica, Madrid; 2005.









-----oOo-----
Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright.
Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.