sábado, 11 de mayo de 2019

373. Y va de folletitos publicitarios, esta vez del Hospital Zamudio.

Si en la anterior entrada nos ocupábamos de un librillo de postales, souvenir de un Chateau francés reconvertido en sanatorio mental, hoy compartiremos un folleto publicitario de un más funcional y reciente hospital psiquiátrico.


El folletito fue preparado con ocasión de la apertura del "Instituto Neuropsiquiátrico Nicolás Achúcarro", hoy Hospital Zamudio de la Red de Salud Mental de Bizkaia, que ya conocemos de alguna entrada anterior. Precisamente, con ocasión de su 40º aniversario, ¡hace ya 10 años!, publicábamos una serie de psiquifotos tomadas de diferentes medios, alguna de las cuales se incorporaron también en su día al catálogo que hoy nos ocupa. Y qué mejor fecha para compartirlo, que justo en el cincuentenario de la puesta en funcionamiento del hospital, ya que fue en mayo de 1969 cuando ingresaron los primeros pacientes (su inauguración oficial había sido meses antes, el 7 de septiembre del año previo).

El hospital, ahora de Osakidetza-Servicio Vasco de Salud, pertenecía anteriormente a la Diputación como parte de sus servicios de Beneficencia. De carácter público, sin embargo su primer diseño incluía un cierto número de camas para pensionistas (de pago), a los que presumíblemente se dirigía esta publicidad, editada en 1970, como medio de captación.

Y sin más dilación, ahí va ya el anunciado folleto que, he de reconocer, no incluye psiquifotos especialmente vistosas, pero no me negará el lector visitante que los comentarios acompañantes no tienen su gracia y salero.





BIBLIOGRAFIA.




Prieto, C. El Ministro de la Gobernación inauguró tres nuevas realizaciones de la Diputación. Vizcaya. Revista de la Excma. Diputación provincial. nº 20; 1968. Acccesible en https://1drv.ms/b/s!Ar42BtGhsUPjmKcZnyJ4HCPcwokKxA

Prieto, C. La gran Jornada del 7 de Septiembre. El Ministro de la Gobernación inauguró el pabellón de laborterapia en Bermeo; el de rehabilitación motriz y psico-social en Górliz y el Instituto Neuro-Psiquiátrico “Nicolás Achúcarro” en Zamudio. Vizcaya. Revista de la Excma. Diputación provincial. nº 20; 1968.



Excma. Diputación Provincial de Vizcaya. Instituto Neuropsiquiátrico "Nicolás de Achúcarro", Zamudio-Bilbao. Imprenta Provincial de Vizcaya. Bilbao, 1970.


González Guija, A. El instituto neuropsiquiátrico “Nicolás Achúcarro” y su primer director, Mariano Bustamante. En Bustamante, M. Estudios sobre neurobiología, neurología y psiquiatría. Publicaciones de la Excelentísima Diputación de Vizcaya, 1976. p. 721-748. Accesible en https://1drv.ms/b/s!Ar42BtGhsUPjmKcYtU_O2IgqU73lgg




-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright. Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.

7 comentarios:

Jorge Barron. Osalde dijo...

Estamos en una etapa de cambios importantes en la atención a los enfermos mentales, de revisión crítica de la práctica psiquiátrica, de la utilización de drogas psicoactivas.., Impresiona el valioso trabajo histórico, documental y gráfico que mantiene Óscar Martinez Azurmendi. En tan solo 50 años, una institución como el hospital psiquiátrico ha dado un vuelco de 180 grados. No cabe duda que algo está cambiando radicalmente a beneficio de las personas con problemas mentales. Óscar nos enseña de forma muy gráfica la realidad de estos cambios con su entusiasta afición, y la calidad de sus trabajos. Una importante empresa de investigación que ayuda a constatar la dinámica del proceso tranformador. Enhorabuena y ánimo para seguir adelante en tan apreciable tarea!

Oscar Martínez Azumendi dijo...

Muchas gracias Jorge. Me alegran, y estimulan, tus comentarios. Como bien dices, es una afición entusiasta, como de coleccionista que con el tiempo va acumulando su pequeño tesoro particular. Poder compartirlo con otras personas a través de estas nuevas herramientas digitales es un placer añadido. Gracias de nuevo por el interés.

dong dijo...

hmm

Old_Eyre dijo...

Hola Óscar! He encontrado una referencia a un texto o libro tuyo de 2008 (es que no detalla título ni nada) en el estudio de Rebeca Pardo Sainz en el que asegura que hablabas de los usos terapéuticos de la fotografía y cómo decías que se remontaban a 1851. No encuentro de dónde sacó la referencia. ¿Podrías ayudarme? Te dejo el enlace de su trabajo.

http://www.adcomunicarevista.com/ojs/index.php/adcomunica/article/view/364/342

Oscar Martínez Azumendi dijo...

Hola Old_Eyre.

Creo que la referencia por la que preguntas es:
Martínez Azumendi, O. Fotografía y psiquiatría. Cuadernos de Psiquiatría Comunitaria. 2008, 8 (1): 63-75. Más concretamente, la página 69.

Me referí a ese artículo al menos en un par de entradas del blog, donde podrás descargarlo directamente.

Precisamente la primera entrada que escribí anunciando la creación del blog ¡en agosto de 2008!: http://www.psiquifotos.com/2008/08/un-blog-sobre-psiquiatra-y-fotografa.html

Y esta otra sobre humor, psiquiatría y fotografía: http://www.psiquifotos.com/2009/04/59-humor-psiquiatria-y-fotografia.html

La fecha de 1851 a la que aludes, hace referencia a las experiencias de Kirkbride con la linterna mágica, curiosidad acerca de la que podrás ampliar la información en http://www.psiquifotos.com/2008/08/la-linterna-mgica-de-kirkbride.html

Espero que haya podido servirte de ayuda.
Un cordial saludo.

Old_Eyre dijo...


Hola! Gracias por tu rapidez. Nada, pues ese artículo ya lo tenía y me estaba volviendo loca pensando que era otro. Es que había entendido la referencia a terapéutico en otro sentido. Lo dicho, gracias de nuevo. Soy súper fan tuya.

Oscar Martínez Azumendi dijo...

Pues nada, gracias a ti por el interés. Y... ¡no sabes la ilusión que me ha hecho saber que tengo algún fan por ahí! ;-)

Un cordial saludo y hasta la próxima.