sábado, 11 de junio de 2016

319. Manifiesto de Cartagena por unos servicios de Salud Mental respetuosos con los derechos humanos y libres de coerción.

Hace unos días estuve en Cartagena, y volví a casa con unas cuantas fotos tomadas apresuradamente con el móvil durante alguno de los pocos ratos libres que me permitieron las XXVI Jornadas Nacionales de la AEN, a las que había asistido. Pero no, no voy a aprovecharme del blog para mostrarlas, esas me las reservo para el álbum personal.

Lo que si voy a permitirme es saltarme una tácita norma, autoimpuesta por no sé qué motivo, a la que he sido más o menos fiel a lo largo de estos años de bitácora. Me refiero a la publicación de imágenes o reportajes fotográficos, realizados por mí mismo, de los diferentes eventos científicos en los que he participado, por muy psiquifotogénicos que estos fueran. Sin embargo, creo que en esta ocasión la norma está claramente pensada para saltársela, incluso teniendo en cuenta el escaso valor técnico de las pocas imágenes que incluiré.

Reflexionando sobre la ya dilatada colección de psiquifotos que se han ido acumulando a lo largo del tiempo, nos encontramos con un gran número de ellas que tuvieron mucho que ver con la propia ciencia psiquiátrica tal y como se pensó podría ser apoyada en su aprendizaje con la aparición de la técnica fotográfica, así como otras pioneras imágenes conservan para el recuerdo ambientes institucionales y ocupacionales largamente superados en muchos lugares. También hay en el blog instantáneas que nos han quedado como testimonio de muchos de los logros asistenciales conseguidos a lo largo de la más reciente historia, o son el resultado de las propias capacidades creativas de las personas aquejadas por una enfermedad mental, incluso de cierta intuitiva estrategia de superación personal. Todas ellas son ejemplos de algunas de las facetas en las que desde un principio intento clasificar las imágenes para dar a psiquifotos.com cierto orden y concierto. Pero desgraciadamente hay otro gran grupo de instantáneas, aquellas incluidas en la columna de la derecha bajo el epígrafe “13. Denuncia”, que quizás son las que más llaman la atención de nuestra retina quedándonos fijadas en el recuerdo, precisamente por su carácter impactante, triste y doloroso para sus protagonistas, pacientes y profesionales incluidos, aunque lo sean por diferentes motivos para ambos grupos.

No puedo negar que el pudor me ha hecho reflexionar mucho acerca de si hacía bien en publicar algunas de las más descarnadas o aparentemente sensacionalistas imágenes, de igual forma que ha habido quien me ha trasmitido su inquietud sobre si tales imágenes no estarían contribuyendo más a perpetuar el estigma asociado a la enfermedad mental que a combatirlo. Finalmente, siempre ha prevalecido en mí la idea de que tampoco serviría de nada ocultar parte de la historia, y que precisamente el tener bien presentes esas imágenes puede ser una buena forma, otra más sin duda, de seguir recapacitando sobre nuestra práctica y demandar los recursos asistenciales más adecuados para garantizar una asistencia digna y respetuosa con los derechos de las personas con enfermedad mental.

Pero toda esta introducción, al final, no es más que para contextualizar el verdadero motivo por el que antes anunciaba que me iba a saltar mi propia norma, dedicando esta entrada a unas aparentemente anodinas imágenes tomada con el móvil hace unos días. Y es que el instante tiene su trasfondo e importancia histórica.


Se trata del momento de la firma de el “Manifiesto de Cartagena”por unos servicios de Salud Mental respetuosos con los derechos humanos y libres de coerción, rubricado por los presidentes de tan diferentes asociaciones como son las científico-profesionales (Mikel Munárriz, por la Asociación Española de Neuropsiquiatría-Profesionales de Salud Mental), de personas con una enfermedad mental (Mª Dolores Romero por En Primera Persona y Edgar Vinyals por la Federació VEUS) y de familiares (Nel A. González Zapico por la Confederación Salud Mental España).



La firma del manifiesto da testimonio de un hito doblemente ilusionante. Por una parte, nos confirma la posibilidad de la existencia de un lugar de encuentro común entre profesionales, familiares y usuarios, cada uno de esos grupos con sus particularidades y necesidades específicas de forma independiente. Por otra, el alumbramiento de un texto que, aun siendo conscientes de que requeriremos todavía de cierto recorrido acompañados de dolorosas situaciones mientras no podamos superar todas nuestras limitaciones y torpezas, pone sobre el papel las inquietudes largamente reclamadas por muchos de los usuarios de los servicios de salud mental, así como también cada vez más profesionales.


Posiblemente a corto plazo no vaya a cambiar mucho nuestro panorama asistencial en España, de igual forma que tampoco es una iniciativa desconocida en otros países de nuestro entorno que ya hace tiempo apostaron por experiencias y propuestas similares, tanto de colaboración asociativa entre tan diferentes colectivos, como de fines consensuados. Pero es innegable que la firma inmortalizada en la instantánea tiene que marcar un antes y un después entre nosotros.

Y ya para acabar, el manifiesto puede leerse aquí, pero añadiendo antes que, aunque está redactado pensando en el ámbito de la salud mental, igualmente puede aplicarse a otros contextos hospitalarios médico-quirúrgicos o residenciales para la discapacidad intelectual o personas mayores, donde también existen movimientos previos como el promovido por la Fundación Cuidados Dignos, recientemente galardonada a nivel nacional, o el programa "Desatar al Paciente de Alzheimer", de CEOMA (Confederación Española de Organizaciones de Mayores).


BIBLIOGRAFIA.



Decreto Foral 221/2011, de 28 de septiembre, por el que se regula el uso de sujeciones físicas y farmacológicas en el ámbito de los servicios sociales residenciales de la Comunidad Foral de Navarra.Boletín Oficial de Navarra. Nº 204 de 14 de octubre de 2011. Accesible en http://www.lexnavarra.navarra.es/detalle.asp?r=13898



Documento de consenso sobre sujeciones mecánicas y farmacológicas. Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.Madrid, 2014. Accesible en http://www.terapia-ocupacional.com/articulos/Sujeciones_fisicas_quimicas_documento_consenso_segg_jul2014.pdf
.




-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright. Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.