domingo, 7 de mayo de 2017

339. Una postal psiquifotera para el Día de la Madre.

Ya en anteriores ocasiones una tarjeta postal (o varias de ellas) han sido motivo para una entrada psiquifotera. Hoy será una nueva oportunidad en la que viene a cuento incluir otro interesante ejemplar de mi pequeño surtido cartofílico. Si bien esta es una de las que podemos considerar “repe” en la colección, tal y como nos entendíamos en la infancia a la hora de cambiar cromos, creo que a partir de ahora será también una de mis “prefes”.


Debo su existencia a Joan Vendrell i Campmany, incansable bloguero sobre temas relacionados precisamente con el principal motivo de la tarjeta, el antiguo manicomio de San Baudilio de Llobregat, actual Sant Boi, que fue quien me alertó acerca de su venta en Internet. Una especial llamada de atención, habida cuenta que, además, en el reverso de la misma había unos versos manuscritos, presumiblemente por alguna de las más de mil almas, entre hombres y mujeres, que por aquellas fechas se asilaban intramuros de la institución, con no mucha más distracción que el paseo infinito por alguno de sus jardines, como el que se inmortalizó en la postal y editó probablemente antes de 1906.



Pero no fue la vista psiquifotera de ese paseo, rodeado de acacias y poblado por ociosos pacientes y vigilantes hermanos de San Juan de Dios, el motivo del aviso, sino precisamente el texto acompañante. Joan Vendrell, conocedor de otra de mis más recientes aficiones coleccionistas de publicaciones periódicas realizadas por personas en relación con una institución psiquiátrica, supuso que el pequeño texto manuscrito pudiera atraer también mi atención. ¡Y vaya si lo hizo!



De hecho, la postal en sí misma ya la tenía recogida en una entrada anterior de psiquifotos que, titulada “Postales del Manicomio de San Baudilo”, recogía a modo de exposición virtual la colección completa de postales que, a principios del S. XX, se encontrarían expuestas a la venta en la portería de la institución, como souvenir para los visitantes, a la vez que los internos podrían hacer uso de las mismas para enviar apretados saludos a sus seres queridos.

Pero como digo, ya nos ocupamos de esa misma postal y sus compañeras en otro momento, así que dediquemos ahora la atención al texto manuscrito en su reverso. De entrada, me llamó la atención que la caligrafía parecía corresponderse al menos a dos personas diferentes, como si una hubiera completado los versos de la otra, aunque por ese camino poco más alcanzaba a aventurar de su historia particular. Así que, seguidamente, resonó en mí otra dramática y más generalizada historia que muchos de los institucionalizados en los manicomios de la época tuvieron que sufrir, separados durante largos periodos de tiempo, años, de sus lugares y seres queridos, quienes difícilmente podrían desplazarse de visita con la frecuencia deseada, no poseedores de los medios materiales actualmente disponibles, tanto para los desplazamientos, como para la comunicación a distancia. Y ahí es donde este modesto trozo de cartulina ejemplificaba a la perfección esa ansia.

Toda la nostalgia y añoranza de una persona por aquella otra que más echaba de menos, recogida en breves palabras en el único medio disponible, una tarjeta postal, para mantener el contacto desde la distancia. Postales a la venta en todas las porterías institucionales, aunque candidatas ellas mismas a la censura previa para no llegar tampoco a su destino en muchas ocasiones. Quién sabe si este fue el caso de la que hoy nos ocupa.

Una vez contextualizada la postal de esta manera tentativa, la siguiente duda fue si el texto era original o simple copia de otro ya conocido. Una incertidumbre que, sin embargo, en esta ocasión pude resolver fácilmente con la tecnología ahora a nuestra disposición. Así, me vi sorprendido al conocer que dichos versos, bajo el título de “No te olvido” eran la letra del emotivo “zortzico para canto y gran orquesta” compuesto, aproximadamente en 1900, por el tudelano Manuel Villar y Jiménez (1849-1902).

Por una parte, me sentí ligeramente desilusionado al haber perdido la redacción su carácter original, pero, sin embargo, dicho origen nos abre otras posibilidades tanto o más conmovedoras. Entre ellas, escuchar la grabación de 1922, con la voz del tenor bilbaino Diógenes Eguileor, a quien podemos imaginar en algún momento coetáneo de nuestro anónimo escritor, cantando el texto y hacernos sentir con aun mayor intensidad la añoranza por sus seres queridos de muchos enfermos traumáticamente alejados de ellos.

¡Qué mejor homenaje para el Día de la Madre!

Desde que nace el día
Hasta que muere el sol
Resuena en mis oídos
El eco de tu voz.

Que aunque lejos de ti
Yo no te olvido no
Tu imagen adorada
Guardo en mi corazón.

Tus cantos amorosos
Arrullos de otra edad
A solas en mis sueños
Recuerdo con afán.

Que aunque lejos de ti...

El santo escapulario
Que me diste al marchar
Del pecho que te adora
Nunca se apartará.

Que aunque lejos de ti...



Y ya para acabar, como bonus de curiosidad, aunque alejado del interés estrictamente psiquifotero, no puedo evitar incluir aquí otras dos versiones que he encontrado de la pieza musical, si bien en este caso cantos amorosos con otros destinatarios.


La primera, en euskera, “Ezin ahaztu” de Luis Mariano:



La segunda, a cargo de Sara Montiel, en la película “La Reina del Chantecler” (1962):




BIBLIOGRAFIA.



Villar, Manuel. No te olvido [Música notada]: zortzico para canto y gran orquesta. ca. 1900. Accesible en http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000159400










Martínez Azumendi, O. Publicaciones periódicas producidas por personas con enfermedad mental. En S. Esteban Hernández, I. Markez Alonso, O. Martínez Azumendi, ML. Sánchez Álvarez-Castellanos y X. Urmeneta Sanromá (Coords.). Historias de la Salud Mental para un nuevo tiempo. Colección Estudios 59. Asociación Española Neuropsiquiatría. Madrid, 2016. 69-70. ISBN: 978-84-95287-79-3.

Martínez Azumendi, O. Evolución conceptual en las revistas realizadas por pacientes psiquiátricos desde las primeras experiencias (1837). En S. Esteban Hernández, I. Markez Alonso, O. Martínez Azumendi, ML. Sánchez Álvarez-Castellanos y X. Urmeneta Sanromá (Coords.). Historias de la Salud Mental para un nuevo tiempo. Colección Estudios 59. Asociación Española Neuropsiquiatría. Madrid, 2016. 71-96. ISBN: 978-84-95287-79-3.


Accesibles en https://1drv.ms/b/s!Ar42BtGhsUPjk4MzUFzYMdS1V_8WnQ.





-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright. Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.

No hay comentarios: