martes, 26 de abril de 2011

185. Repercusión mediática de las psiquifotos de Marañón.


En la entrada anterior vimos algunas imágenes del curioso “experimento” que el Dr. Marañón ensayó disfrazando de apóstoles a los enfermos asilados en el “Hospital del Nuncio” de Toledo, buscando la confirmación visual de que El Greco pudiera haber utilizado a los locos del “Viejo Nuncio” como modelos para sus cuadros. Consciente de lo cuando menos inusual de su cometido, pidió prudencia a los fotógrafos que le ayudaron a la vez que calificaba de “delicado” el asunto que nos ocupa.

Pero el disimulo les duró poco ya que, ese mismo año, el periódico El Alcázar anunciaba “Marañón cree que El Greco se inspiró, para sus personajes, en los locos del manicomio de Toledo”. El texto acompañante daba cumplida cuenta del experimento y de la existencia de las fotografías que, adelantaba, Marañón presentaría en su discurso de ingreso a la Academia de Bellas Artes de San Fernando, para la que había sido elegido miembro numerario en 1953.

A partir de ahí, lo que pudiera haber quedado como una mera astracanada de un genial pensador, por algún motivo, que seguramente sería lo extravagante de la puesta en escena, trascendió el ámbito local y tuvo una gran resonancia en los medios de comunicación, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

Al año siguiente, mucho antes de la divulgación por el propio Marañón de las fotos realizadas, un cierto número de publicaciones europeas y americanas se hicieron eco de la noticia. Fue el resultado de su distribución por una misma fuente informativa que suministró las mismas imágenes y texto, en este caso impreso en diferentes idiomas.


En abril, algunos de los retratos tomados en el Nuncio fueron publicados en una revista alemana, que incluía además una imagen de la fachada del hospital y al mismo Marañón supuestamente explicando su teoría al periodista alemán Hans Hubmann frente al cuadro de San Juan Evangelista.


Poco después, la revista francesa Noir et Blanc, bajo el título “Une étonnante révélation, Le Greco prenait des fous pour modèles”, publicaba la noticia a doble página acompañada de varias de las fotografías tomadas en Toledo contrapuestas, como dobles, a aquellos Apóstoles a los que se parecerían y de las que al día siguiente se hacían eco también otras publicaciones.


En el texto se incluyen unas supuestas declaraciones de Marañón en las que asevera, sin referencia alguna a autores previos, que la idea se le ocurrió al contraponer a la visión cristiana de los locos como endemoniados imperante en aquella época, la perspectiva árabe de ser elegidos de Dios. Suponiendo que el cretense participaría de esa segunda opinión y tras, según se dice en el texto, haber reconocido registrado al pintor en uno de los libros de visitas de la institución, pudo sentar entonces las bases de su teoría y encontrar entre los alienados “los rasgos de espiritualidad y éxtasis que el pintor reprodujo”. En cualquier caso, estas aseveraciones habría que tomarlas con la mayor precaución si tenemos en cuenta una de las notas aclaratorias que Marañón incluyó en su principal libro sobre El Greco, en ella explica: “no tiene interés enumerar los periódicos y revistas de todo el mundo que espontáneamente han reproducido las fotografías de los ‘inocentes’ de Toledo; naturalmente fue sin un solo comentario mío; a pesar de lo cual varios articulistas o conferenciantes han impugnado lo que ellos se figuraban que yo había dicho, pero que no había dicho”.


Poco más tarde, la norteamericana Life Magazine publicaba un par de páginas que resumía en el índice como “un experto en arte trata de probar con fotografías que El Greco utilizó locos como modelos para sus pinturas”. El artículo, con el explícito título de “Los locos de El Greco. Una nueva teoría sugiere que utilizó locos como modelos”, presentaba esa posibilidad como alternativa al supuesto astigmatismo del pintor o su creatividad derivada de un posible y enfermizo frenesí místico. Junto al texto, se reproducen de nuevo las imágenes publicadas en las revistas anteriormente citadas. En la página de créditos, se atribuyen las imágenes al fotógrafo alemán Hanns Hubmann de B.S. (corresponsal de Life en Europa), un detalle improbable para las que reproducen a los asilados disfrazados, posiblemente debido a que el fotógrafo trabajara como periodista para la agencia de noticias que distribuyó la información por todo el mundo.

De rebote, la publicación del reportaje en Life resonó en diferentes medios españoles, curiosamente incluso antes de la llegada de la propia revista desde América. Así, en base a una ambigua nota de la agencia Efe (fechada el 3 de agosto), y de la que no se desprende que las fotos de Life son precisamente algunas de las que tomara Marañón, ABC publicó el 5 de agosto (cuando todavía no había llegado una copia de la revista a la península) una nota que incluía la opinión del Dr. Escardó. Este defendía allí la plausibilidad del punto de vista marañoniano apoyándose en la teoría constitucionalista, por la que las figuras pintadas por Domenico Theotocopuli presentaban precisamente aquellas características asténicas que predispondrían a la esquizofrenia. Parece ser que la noticia dio para sus dimes y diretes, siendo La Vanguardia la que, muy pocos días después, se hacía eco de la polvareda levantada entre un público sediento de noticias veraniegas: “El reporte sobre esto publicado en ‘Life’ a transcendido a la prensa de Madrid y hoy se habla de los locos de Marañón como otros días del equipo del Madrid, y del Greco como de ‘Chamaco’”.


Pero la cosa no acabó ahí y, ya en octubre, vemos la noticia reproducida esta vez en el Nuevo Zig Zag de Santiago de Chile, donde se publican las mismas fotos y texto traducido al español del artículo aparecido previamente en Noir et Blanc.


En noviembre, El Impulso de Barquisimeto venezolano publica una entrevista donde el genial médico reconoce su agrado por la repercusión mediática de sus experimentos visuales, si bien puntualiza que sus planteamientos no habían sido bien entendidos: “Yo nunca dije que los personajes del Greco fueran unos lunáticos o unos pobres exaltados mentales, de lo que se desprendería, naturalmente, que los apóstoles, pongamos por ejemplo, y las figuras que comprenden la obra mística del pintor, corresponderían a unos pobres dementes, afectados de taras psicopáticas… El que se observen características de esta índole en muchas de las figuras del Greco no quiere decir que se atribuyan globalmente a sus representaciones y que haya, por tanto, que llevar sus consecuencias desastrosas que de tales suposiciones provendrían, hasta extremos que yo nunca pensé y que no se encontraban en el fondo de mis estudios y observaciones en torno a esta interesante cuestión en la obra del excelso pintor toledano”.


Las declaraciones, realizadas con ocasión de una visita al Instituto de Cultura Hispánica, parecen desilusionar de alguna manera al reportero, quien escribe a continuación: “en cierto modo (las declaraciones) vienen a restar interés a las palabras pronunciadas con anterioridad”, quizás deseoso de una mayor contundencia y sensacionalismo en la interpretación de las pinturas.

----------------------------------------------------------------------------
La serie completa relacionada con los locos del Nuncio, El Greco y Marañón:

181. Vida Provinciana. Una tarde entre locos.
182. El Greco, Marañón y los locos del Nuncio de Toledo.
184. El experimento psiquifotero de Marañón.
185. Repercusión mediática de las psiquifotos de Marañón.
186. Explicaciones de Marañón sobre la teoría de los locos como modelos.
187. La evidencia que tenía Marañón.
188. El pensamiento que tendría Cossío.
189. Rizando el rizo del Nuncio.
190. Un souvenir del Nuncio Nuevo.

----------------------------------------------------------------------------


BIBLIOGRAFIA.

Moreno Nieto, Luis. Marañón cree que El Greco se inspiró, para sus personajes, en los locos del manicomio de Toledo. El Alcazar s.a. [1954]. Fundación Gregorio Marañón, Madrid.



Cavero de Carondelet, Cloe. Ficha sin título. En Marías, F. De Carlos Varona, M.C. Carrobles, J. (Eds.). El Greco: Los Apóstoles. Santos y “locos de Dios”. Fundación El Greco 2014. Toledo, 2010. pp. 208-211.








Une étonnante révélation, Le Greco prenait des fous pour modèles. Noir et Blanc. 6 junio 1955.

Ces six photos percent le mystère du Greco… il peignait des fous!! Paris Press, 7 de junio de 1955.



Marañón, Gregorio. El Greco y Toledo. Espasa-Calpe, Madrid, 1956.






El Greco’s Madmen. A new theory suggests he used insane men as models. Life, 8 de agosto de 1955. pp. 77-78.









Los dementes de El Greco. ABC, 5 de agosto de 1955. p. 21.

Miscelánea del día. La Vanguardia, 7 de agosto de 1955. p. 11.

Una asombrosa revelación: El Greco buscaba locos por modelos. Nuevo Zig-Zag, 8 de octubre de 1955.

Lor-Vaz. Repercusión universal de unas declaraciones del Doctor Gregorio Marañón sobre El Greco. El Impulso de Barquisimeto, 19 de noviembre de 1955. p. 3.



Martínez Azumendi, O. El Greco, Marañón y los locos del Nuncio de Toledo. Norte de Salud Mental. 2011, IX (39):93-102. Accesible aquí.










-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright.
Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.