domingo, 14 de julio de 2019

379. XI Premio PSIQUIFOTO '19.


¡Ya está instalado el verano entre nosotros!, y es el momento de darnos el estival respiro psiquifotero, pero antes convocar todo un clásico del blog, el premio "Psiquifoto del año" en su undécima edición, con una selección de imágenes cualquiera de ellas merecedora a recibir tan preciado galardón.


Y si hablamos de selección de imágenes, este año estamos de enhorabuena, ya que hemos recuperado para esa delicada tarea la colaboración de una entusiasta seguidora psiquifotera desde hace tiempo. Ella ha sido la mano inocente encargada de seleccionar las imágenes candidatas al premio y su posterior glosa. ¡Gracias Esther!

Contemplar la selección, me permite, al menos a mí, hacer un recorrido a vista de pájaro sobre la diversidad de entradas publicadas en este año, aunque hayan sido menos de las que hubiera deseado. Pero, sobre todo, me sorprende esa diversidad en un tema (este de la fotografía y psiquiatría) que, cuando empecé el blog, no podía aventurar la riqueza de perspectivas que nos depararía.

Sin enrollarme mucho más, simplemente quiero ahora agradecer a todas las personas que me habéis mostrado el interés por el proyecto ¡de verdad que anima! ;-), espero que para el siguiente curso pueda seguir con la inspiración.

Dicho eso, y ahora para los recién llegados, solo me queda recordar que el Premio Psiquifoto no es más que el intento de elegir la que podríamos considerar la mejor Psiquifoto publicada cada curso en el blog.

La mecánica resulta muy sencilla, simplemente se trata de animar a cualquier visitante a votar por una de las imágenes candidatas al premio (para quien quiera conocer algo más de ella, bajo su título y autor, hay un enlace a la entrada del blog donde fue publicada), seleccionando aquella que le llame más la atención por los motivos que fueran (estéticos, contextuales, mensaje...).

Para votar, se puede hacer >>>> en este enlace <<<<, así como en el disponible en la parte superior de la columna a la derecha de la pantalla. La votación permanecerá abierta hasta las campanadas finales de este año 2019 y su resultado publicado al inicio de 2020, cuando las más votadas pasarán a incorporase al palmarés de ganadoras en ediciones anteriores:
Y ahora, tras animar a la participación, solo queda agradecer un año más el acompañamiento, desear unas ¡Felices vacaciones! y reencontrarnos a la vuelta.



Fotografías candidatas al Premio PSIQUIFOTO'19.


1. Mañana de Reyes (Anónimo, 1964).
Entrada: 363. Reparto de Reyes en el manicomio. y 364. Reparto de Reyes en el manicomio. La secuela.


Comenzaba el curso psiquifotero con una fotografía llena de sorpresas, pasando de la simple elucubración sobre su contexto, a la certeza sobre su ubicación y protagonistas gracias a la aportación de una testigo de excepción del evento, la doctora Ana González-Pinto. Sin duda, un comienzo emocionante que la hace merecedora de un lugar en el concurso. Además, sirve de reflejo de unas prácticas que, aunque se pudieran tildar de paternalistas, seguro agradaban a los partícipes de estas. La magia de los Reyes…


2. Dar y quitar, derechito al infierno sin descansar (S. Paravicini, 1920).
Entrada: 366. El manicomio de mujeres que se quedaron los hombres.


Que la mujer ha sido (y sigue siendo) discriminada a lo largo de la Historia, resulta ya una obviedad para la mayoría. No es difícil de creer que el acceso a un recurso nuevo, aunque en su origen estuviera pensado para acoger mujeres, fuera acaparado finalmente por los hombres tal y como parece que ocurrió en un principio con este bonito edificio.


3. Rubor (Anónimo, final años 70).
Entrada367. Los rostros del Hospital Psiquiátrico de "Quitapesares".


Rostros que miran de frente y a la vez se avergüenzan, ¿habrá alguien que quiera escucharme? ¿se reirán de mí? Como bien señala José Mª Redero, uno de los autores del video en el que se incluye esta fotografía, “es una mirada y una actitud que nos interpela, que nos conmueve y que habla de una Psiquiatría, aún no del todo olvidada, que conformaba un destino al margen y una viva y resistente humanidad expulsada de la sociedad y de la familia”.


4. Unos cuidadores muy marchosos (Anónimo, 1953).
Entrada: 368. "Los cuidadores psiquiátricos" de marcha al carnaval.


“Los cuidadores psiquiátricos”, lo fueran o no, algún interés por el tema psiquiátrico parece que sí tenían dado su nombre artístico y la letra del tango perteneciente a su cancionero. Claro que, teniendo en cuenta la guasa que se gastan por la zona, cabe preguntarse si a pesar de lo formales y serios que parecen, la letra no fuera con segundas… ¡Ojalá tuviéramos respuesta para todas las preguntas!


5. El "Ojo del boticario" (Óscar Martínez, 2019).
Entrada371. A propósito de una visita a Plencia y la Farmacia Aramburu.


En el Ojo del Boticario se guardaban aquellos productos y medicamentos que requerían una especial custodia por sus propiedades y/o valor, algunos de los cuales tienen relación con la prescripción utilizada en Psiquiatría en la actualidad. Ésta es una pequeña muestra del interesante fondo que atesora la Farmacia – Museo Aramburu, la cual, sin duda, es merecedora de una visita.


6. De eterómanos y de cartas a los médicos jefes (Anónimo, ca. 1910s).
Entrada: 372. Otro sanatorio para eterómanos, Artaud y la "Carta a los médicos jefe de los asilos de locos".


El sanatorio La Rouguiere parece que contaba con unas instalaciones magníficas que contrastan con las de otros edificios de la época e incluso más recientes, que servían para alojar a personas con enfermedades mentales de todo tipo. Observando La Terrasse se puede presuponer que a él accedían personas con recursos, ya que la estampa bien podría pasar por propaganda de un hotel de lujo. A pesar de ello, Artaud escribe la “Carta a los médicos jefe de los asilos de locos” unos años después de haber pasado por esta institución, defendiendo el respeto a la particularidad de cada individuo y denunciando el trato que reciben en estos centros. Y es que está claro, la mayoría de las veces lo importante no es el continente, sino el contenido.


7. Una psiquifotonovela desescalante (Fernando Lledó, 2016).
Entrada: 375. Desescalada verbal. La psiquifotonovela.


No es la primera vez que algún fotograma entra en el concurso, en esta ocasión lo hace como homenaje a todas las personas que trabajan para que los derechos de los y las enfermas tengan cada vez una consideración mayor en los procesos de la enfermedad, aun cuando en muchas ocasiones resulte muy difícil. La formación en desescalada verbal se presume como una herramienta muy válida a la hora de aprender a abordar situaciones conflictivas, aunque desgraciadamente su puesta en práctica no siempre es efectiva. En la que nos ocupa, podemos disfrutar de un final feliz que gracias al “elenco artístico” y sobre todo profesional seguro que se repetirá en la realidad.


8. ...y aquí, la salita (Anónimo, ca. inicio 1930s).
Entrada: 376. Las salas 20 y 21 del Manicomio Provincial de Málaga.


Aunque la calidad de la foto no es muy buena, sirve para ilustrar el notable cambio que se ha producido en la atención a las personas con enfermedad mental, no sólo en cuanto a las condiciones de alojamiento, sino, sobre todo, en lo referente a la asunción de su derecho a ser reconocidas ante todo como personas que sufren una enfermedad. Choca e impacta el pie de foto inadmisible en nuestros días. Afortunadamente, la sociedad avanza, aunque a veces cueste creerlo.


9. Una imagen vale más que mil palabras (Lina Johana Murillo Herrada, 2019).
Entrada: 378. Cuidados de enfermería. Una imagen, mejor que mil palabras.


“Cuidado profesional, salud mental”, una fotografía que refleja no sólo el buen hacer de una profesional de la salud aún en ciernes, sino que es además una imagen alegórica de lo que supone pasar por un proceso de enfermedad mental: un pasillo lleno de puertas cerradas y la necesidad del cuidado y acompañamiento para encontrar la salida a esa situación, alguien que te dirija hacia ese espacio abierto…


¡Ahora... ya se puede votar >>>> AQUÍ MISMO <<<< o en la columna de la derecha!
(algo que cuanto más gente haga, más alegría dará al concurso)









-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright. Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.

No hay comentarios: