lunes, 27 de julio de 2020

400. XII Premio PSIQUIFOTO-20.


¡Verano, bendito verano! Las ganas que tenemos de él todos los años. Aunque en esta ocasión no creo que pase a los recovecos de nuestra memoria como el más entrañable, divertido, viajero o apasionante, y eso si no hemos tenido la mala suerte de haber sido golpeados de cerca por el fatídico virus. ¡Qué le vamos a hacer!, más allá de intentar exprimirle todo lo que podamos, pero también cuidándonos y cuidando al prójimo en nuestras escaramuzas vacacionales. Mientras tanto, siempre habrá un momento para rememorar alguna de las imágenes del blog y votar por la psiquifoto preferida de cada cual.



Ha querido además la casualidad que esta sea una entrada redonda, la número 400 desde el inicio del blog, que es la que completa la docenita de premios convocados en este tiempo, lo que espero influya de una manera aun más entusiasta en la participación del respetable.

Pero dejémonos de rollos, y tras agradecer una vez más a todos los seguidores la fidelidad y apoyo mostrado, para los recién llegados solo me queda recordar que el Premio Psiquifoto no es más que el intento de elegir la que podríamos considerar la mejor fotografía publicada cada curso en el blog.

La mecánica resulta muy sencilla, simplemente se trata de animar a cualquier visitante a votar por una de las imágenes candidatas al premio (para quien quiera conocer algo más de ella, bajo su título y autor, hay un enlace a la entrada donde fue publicada), seleccionando aquella que le llame más la atención por los motivos que fueran (estéticos, contextuales, mensaje...).

Para votar, se puede hacer en este enlace, así como en el disponible en la parte superior de la columna a la derecha de la pantalla. La votación permanecerá abierta hasta las campanadas finales de este año 2020 y su resultado publicado al inicio de 2021, cuando las más votadas pasarán a incorporase al palmarés de ganadoras en ediciones anteriores que puede consultarse abajo.

Ahora, tras animar a la participación, solo queda agradecer un año más el acompañamiento, desear unas ¡felices vacaciones! y reencontrarnos a la vuelta.


Fotografías candidatas al Premio PSIQUIFOTO-20.


1. El huésped azul (Gabriela Soledad Haberle, 2019).
Entrada: 382. VIII Concurso de Fotografía de Agifes.


La primera imagen seleccionada ya había sido premiada con anterioridad, merecedora de un tercer premio en el concurso de Agifes. La fortaleza de la imagen y su texto acompañante me han hecho fijarme especialmente en ella: “Mis pulmones solían respirar colores, ahora solo pueden sentir uno y me temo que soy la culpable de romper mi propio cuerpo desde el interior”. Este tipo de concursos ayudan a visibilizar la enfermedad mental, así como a expresarse a quienes la padecen.


2. Los teatreros de Hamelín (Fernando Sevilla, 1977).
Entrada: 383. Odín en el manicomio: teatro de vanguardia en el psiquiátrico de Bétera (Valencia, 1977).


Una imagen que nunca hubiera sido tomada si no fuera por la intolerancia de los gerifaltes de la época, quienes prohibieron la actuación del grupo de teatro escandinavo Odin Teatret por las calles de Valencia. Pero fue esa una historia con un final feliz, marchando los teatreros con su música a otra parte, ni más ni menos que al entonces flamante manicomio de Bétera, donde los que salieron ganando fueron sus moradores.


3. Erua "el loco del embudo" (Ander Galdeano, 2019).
Entrada: 384. Erua. El loco del embudo.


Instantánea que compartía con nosotros un amigo desde Hondarribia-Fuenterrabía. Se trata de uno de los componentes de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos cuyo nombre es “Erua” (“El Loco”): “Y es que al margen de lo políticamente correcto, y de la indudable marca del estigma… no pude dejar de verlo con cierta sonrisa amable… la fiesta como caricatura de lo que somos y el papel inequívocamente cohesionador del “loco del pueblo”… en contraposición a lo alarmante de su imagen. El contacto plácido, la vejiga con la que persigue a los niños, la nariz enrojecida –no hay fiesta sin alcohol-, la bata infanto-asilar, el lazo de color… y sobre todo el gran embudo en la cabeza…”.


4. Una sonrisa forzada (Anónimo, 1937).
Entrada: 386. Bulos y noticias falsas, o simplemente mentiras interesadas. A propósito de un caso.


Los bulos y falsas noticias no son una moda nueva, habiendo coexistido, posiblemente desde el origen de los tiempos, con todo tipo de informaciones que hemos ido intercambiado a lo largo de la historia. Esta imagen circula por Internet como ejemplo del maltrato hacia la mujer con la connivencia de la psiquiatría, cuando solo parece provenir de una inocente escuela de sonrisas...


5. Diálogo entre el autor y su modelo (Óscar Martínez, 2019).
Entrada: 387. "Los diferentes". Una exposición diferente.


Casi 45 años han tenido que pasar para que estas imágenes fueran expuestas públicamente. 45 años que no han hecho olvidar a su autor la humanidad de los personajes retratados, evocándole todavía hoy una infinidad de sentidos y humanitarios recuerdos que en esta instantánea rememora casi trasportándose hacia atrás en el tiempo.


6. La magnífica banda del sanatorio (Anónimo, 1961).
Entrada: 389. El psiquifotero le felicita las Pascuas (II). ¡Y el 2020!.


¡Qué mejor imagen que una así para ilustrar unas fechas festivas!. Bandas como estas, en aquellos tiempos que no había música enlatada de ningún tipo, ayudaron a jalonar la monotonía asilar en diferentes celebraciones, paganas y religiosas. No cabe duda que, sin pretenderlo, aquello si que tenía el mérito de considerarse musicoterapia.

7. Aislamiento preventivo (Darío Cavacini, 2020).
Entrada: 392. Coronavirus en el manicomio.


Tristemente este año no hemos podido evitar el aislamiento generalizado por la situación sanitaria que estamos viviendo. Y si nos ha parecido terrible, reflexionemos cómo será para aquellos en peores situaciones, como los ya previamente confinados inermes en diferentes instituciones, psiquiátricas o de otro tipo.


8. El niño encajonadito (Christer Strömholm, 1963).
Entrada: 393. De bulo a tacataca, y tiro porque me toca.



Otro ejemplo de bulo interesado. Apuntando a un supuesto maltrato infantil en un imaginario manicomio. Cuando lo más probable es que se tratara de un simple juego o como mucho un tipo de de rústico artefacto que permitiera al niño mantenerse erguido y quieto junto a su madre. Como dice el adagio, las apariencias engañan, con el consiguiente riesgo de equivocarnos en el juicio y fomentar el estigma asociado a la enfermedad mental.


9. The doctor is IN (AP Wirephoto, 1973).
Entrada: 395. La casetita de consejo psiquiátrico. Una psiquifoto certificada.


Una divertida imagen publicada en diferentes medios estadounidenses que parece parodiar el famoso puesto da consejo psiquiátrico de Lucy, la de Carlitos y Snoopy. Pero no se trataba de un simple y ocurrente juego, sino de llamar la atención sobre el sufrimiento que la enfermedad mental conlleva para un gran número de personas, muchas de ellas incapaces de acceder a un tratamiento adecuado.


10. Salta la tapia (Musical Express, 1984).
Entrada: 399. El rock del psiquiátrico (III). Salta la Tapia.


No hay duda que aquellas ferias y sus conciertos rockeros dejaron su impronta, tanto haciendo visible a la sociedad sevillana las necesidades de reforma de los servicios psiquiátricos, como sirviendo de estimulo al panorama musical local. Si bien hoy parecen tan lejanos, como de improbable repetición.

¡Ahora... ya se puede votar AQUÍ MISMO (o arriba en la columna de la derecha)!
Algo que cuanto más gente haga, más alegría dará al concurso.


Palmarés histórico de psiquifotos ganadoras






-----oOo-----


Descargo de responsabilidad: He utilizado las imágenes sin ánimo de lucro, con un objetivo de investigación y estudio, en el marco del principio de uso razonable - sin embargo, estoy dispuesto a retirarlas en caso de cualquier infracción de las leyes de copyright. Disclaimer: I have used the images in a non for profit, scholarly interest, under the fair use principle - however, I am willing to remove them if there is any infringement of copyright laws.

No hay comentarios: